icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Abrazar el cambioMartes, 28 de Mayo de 2019 03:05 a.m.

En la vida difícilmente las cosas se mantienen en

un lugar fijo. Todo está cambiando constantemente aunque no lo busquemos o provoquemos. Dios

ha diseñado la vida de cada persona con esa necesidad del cambio. Desde que nacemos estamos cambiando junto con nuestro ambiente. Es curioso porque crecemos y seguimos cambiando, pero llega un punto en la vida en donde más que anhelarlo comenzamos a temerlo o evitarlo. Por este motivo quiero compartirte tres consejos para abrazar el cambio.

1. Acepta lo inevitable

Dicen los que saben que hay dos cosas en la vida que son inevitables: la muerte y el cambio.

Por muy difícil que a veces pueda parecer salir

de esa peligrosa y limitante zona de comfort, te aseguro que la misma vida va a ir empujándote a tomar las decisiones para seguir fluyendo con esos cambios tan necesarios que harán que tu vida sea mucho más plena.

Me gusta pensar en la imagen de una ola de mar que viene fuerte hacia ti. Puedes hacer dos cosas:

o te subes a esa ola para que te lleve lejos o dejas que te pegue, haciéndote sentir como víctima de las circunstancias. Dios es un amante del cambio, le encanta llevarnos a niveles superiores. Siento como si Dios dijera a través del cambio “Vente, quiero llevarte a una altura mayor”. Pero en ese momento surge la incertidumbre y el miedo diciendo “Resístete, no lo hagas. Va a demandar un alto costo y te afectará negativamente”. Pero cuando Dios permite que algo suceda en tu vida es para prosperarte, no para lastimarte.

2. Confía en que lo mejor está por venir

Nos acostumbramos a aquello que nos resulta cómodo y cuando las cosas cambian muchas veces lo primero que se ve afectada es la confianza.

Tal vez te sientes muy tranquilo en el trabajo en

el que has estado por mucho tiempo y te están invitando a laborar en otro departamento, o quieren promoverte, o en el “peor” de los casos te están corriendo de ese trabajo. Lo primero que te puedo decir es, ¡confía!

No te sorprendas si de pronto llega una situación a invitarte a cambiar. Piensa en que cuando

las cosas empiezan a agitarse significa que

algo grande viene. Confía en Dios completa y profundamente, cuando sientes que no tienes la capacidad de hacerle frente a ese nuevo desafío personal, legal, interpersonal, financiero, de salud o de cualquier otra área.

3. Reconoce los beneficios

El cambio a veces viene como si fuera un regalo con una envoltura muy rara y desordenada. Pero recuerda, la envoltura nunca ha demeritado el valor del regalo. Cada cambio trae consigo algo muy valioso. Reconoce todo aquello positivo que te dará este cambio. Ese es el mejor enfoque que puedes tener, porque creeme la vida seguirá sucediéndote y las invitaciones para cambiar seguirán estando presentes.

“Si renuevas tu manera de pensar, transformarás tu forma de vivir”

Daniel Morales Rodríguez es experto en procesos de cambio. Cuenta con una Licenciatura en Psicología

y una Maestría en Psicoterapia Breve por parte de la UANL. Actualmente realiza un Doctorado en Psicoterapia Gestalt por parte del Centro de Entrenamiento Gestalt Fritz Perls. Redes Sociales: Daniel Morales Psicólogo.

OpenA