icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
A reparar que hace mucha falta Por: Nora Lilia Zambrano Vázquez En Palabras De Los PsicólogosMartes, 9 de Junio de 2020 01:38 a.m.

Bueno se acabó el ciclo escolar, sin aplausos, sin abrazos, sin despedidas, a como Dios nos dio a entender, con muchas presiones y sin mucho sentido.

Le dimos terminar al 2019-2020, sí fue muy diferente, sí fue caótico en ocasiones, pero ya se terminó.

Ahora sí, es momento de analizar esta situación a detalle, no todo ha sido triunfos, pero tampoco todo ha sido fracaso, nos dimos cuenta del alcance de la tecnología, de nuestra flexibilidad o poca flexibilidad como padres y del gran trabajo que hacen los maestros.

Quienes de todo corazón, no han abierto las puertas de su casa en par en par, quienes no importando las órdenes en ocasiones contradictorias, se aplicaron y reinventaron mil veces para poder hacer los más efectivo posible todo ese aprendizaje que se tenía contemplado.

Como padres, en más de una ocasión nos enfrentamos al no saber qué hacer, en más de una ocasión, mandamos mensajes, en ocasiones amables y en otras no, para que nos resolvieran dudas, y ahí estaban, no importando horario, no importando la duda y no importando lo amable o poco amable del mensaje, ahí estuvieron, al pendiente de nosotros y de nuestros hijos.

Que no fue perfecto, díganme ustedes qué es perfecto, pero se terminó, que si aprendieron o no aprendieron esa es otra cosa, pero seamos conscientes de las circunstancias que nos rodearon estos meses, creo que como equipo en el desempeño de nuestros hijos, lo hicimos lo mejor que pudimos, y así es la historia.

Quiero pensar que estas experiencias nos han dejado uno que otro aprendizaje, que esa ansiedad, esa incertidumbre no ha hecho más fuertes, más conscientes, que esto lo vamos a aplicar más adelante, hoy por hoy el panorama se observa nebuloso, cierto, hay muchas incógnitas, pero durante este tiempo no dimos cuenta que juntos, con la misma dirección y objetivo, podemos lograr mucho.

Ya vimos que las clases se pueden llevar a cabo, ya vimos que podemos hacer ajustes a nuestras rutinas, sabemos las dificultades, que nos tenemos que organizar de manera muy diferente, pero saben una cosa, ya lo sabemos, hemos aprendido mucho. Si el día de mañana nos dicen "seguimos en línea" ya sabemos qué hacer. Y eso mis estimados lectores es una lección invaluable, a nuestros bancos de conocimiento se ha agregado una carpeta totalmente nueva, pero ahora hay archivos en ella.

Ahora toca humanizarse, ahora es la temporada de aplicarnos en las emociones, todos estos altibajos nos dejan muy magullados, ahora toca reparar, si mis amigos, hicimos lo que pudimos, pero también más de una vez nos exaltamos, en más de una ocasión nos quebramos y también en más de una ocasión lastimamos, el ciclo escolar se ha acabado pero la vida de nuestros hijos y las nuestras necesitan atención.

Recupera el tiempo con tu hijos, sana heridas, ya no hay prisas por entregar tareas, ya no hay hojas por contestar o clases que atender, es tiempo de aplicarse a los juegos, a las charlas, estar presente de otra manera, aquella que tú tenías y el COVID-19 te vino a perturbar, seguimos en casa, apliquemos esos tiempos, organicemos actividades divertidas donde la imagen de mamá-maestra o papá-maestro se pueda ir diluyendo.

No te preocupes ahorita por lo que viene, aplícate en el hoy y hoy se terminó el ciclo escolar.

OpenA