icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
A las doce en punto Domingo, 10 de Marzo de 2019 01:25 a.m.

Alas doce en punto se juntaron los Puntos. Uno a uno, fueron llegando al lugar donde punto de reunión sería el anfitrión.

Aunque llegaron al mismo tiempo, el instinto llevó a los  puntos cardinales a sentarse en las puntas de una cruz imaginaria. Punto de Ebullición y Punto de Congelación, con disimulo evitaron encontrarse. De pronto, el ambiente se tornó húmedo cuando arribó Punto de Rocío  y, por si fuera poco, un escalofrío invadió a todos cuando vieron entrar la palidez de Punto Muerto.

Gran discusión se armó en la puerta cuando el Asterisco pretendió entrar a la reunión, alegando a gritos que él también era un punto, aunque algo despeinado. No pudo convencer a los Puntos de Acceso que resguardaban la puerta y tuvo que retirarse sin poder disimular su enojo.

Visiblemente cansados, los Puntos Débiles fueron los últimos en llegar  y los Puntos de Atención se apresuraron a asistirlos para que pudieran llegaran a su lugar.

Los murmullos se convirtieron en silencio cuando Punto de Partida –que fungía como moderador–, inició la sesión diciendo con voz grave:

— Hoy, el único punto del día es que enjuiciaremos a Punto Álgido. Se le acusa de usurpar funciones porque, aunque ‘‘álgido’’ significa ‘‘frío’’, cuando una situación está en su punto más candente se dice que está en el punto álgido. Esta contradicción ha ocasionado molestia entre los puristas de la lengua, que exigen un castigo ejemplar para este Punto.

La defensa estuvo a cargo de Punto de Apoyo, quien con firmeza arguyó:

— Si queremos hacer un juicio justo a Punto Álgido, debemos conocer su historia: ‘‘Álgido’’ deriva de la palabra latina algidus, que significa ‘‘frío glacial’’. Por eso a principios del siglo XIX, en el argot de la medicina, llamaron ‘‘fiebre álgida’’ a la que se manifiesta con intensos escalofríos. Este síntoma se presenta en los enfermos de cólera cuando la enfermedad está en su momento crítico, momento al que los antiguos médicos llamaron “período o punto álgido del cólera”.

Muy pronto, por metáfora, la expresión se usó coloquialmente para referirse a ese punto en que una situación está en su momento crítico, el más candente, naciendo así el punto álgido que hoy conocemos.

Punto de vista, que no sabe quedarse callado, dijo: 

— Los argumentos de Punto de Apoyo son claros. Me parece que no hay delito que perseguir. La raíz de la contradicción está en un proceso natural que es la calentura con frío, el momento crítico del enfermo de cólera.

Punto y Seguido apuró a todos para terminar con el asunto. El jurado, formado por los Puntos Suspensivos –después de un momento de suspenso–, emitió su veredicto… “¡Inocente!”.

Punto Álgido fue el primero en salir de la sala. Sólo se detuvo para recibir los dulces que, para eliminar lo amargo del momento, Punto de Turrón le obsequió amablemente. Excitado, Punto G lo alcanzó y se fundió con él en efusivo abrazo. Juntos se perdieron en la infinitud de una proyección geométrica que, para ellos, trazó punto de fuga.

Poco a poco, la sala se fue quedando vacía. Punto Final apagó la luz y cerró la puerta.  Así terminó aquella memorable reunión que, a las doce en punto, se hizo de puros puntos.

cayoelveinte@hotmail.com

Twitter: @harktos


OpenA