OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
A formar pequeños amantes de los librosPor: Jessica Meza Distrito CulturaLunes, 22 de Marzo de 2021 02:00 a.m.

Establecer rutinas de lectura en casa es un aspecto clave para formar a los lectores del mañana. 

Esta semana siguiendo algunas de las actividades de la Feria Universitaria del Libro UANLeer 2021 (cuya agenda se realizó con actividades a distancia vía streaming) escuché algo que llamó mi atención: los niños sí leen, pero en algún punto de su desarrollo, los perdemos como lectores. 

Este mismo problema o dilema, antes ya lo había escuchado de la boca de la escritora y poeta Becky Rubinstein, cuando platiqué con ella sobre su serie de libros infantiles De la A a la Z por… En aquella ocasión la autora señalaba que muchos niños son acercados a la lectura desde bebés, cuando los papás los llenan de libros con cuentos, e incluso los famosos libros de tela y sonidos ideales para las manos de un bebé, pero no tienen el “seguimiento” adecuado para ser los lectores del mañana. 

La escritora afirmó que muchos de estos niños que tuvieron libros de bebés y en su primera infancia, conforme crecen se van alejando de estos hasta dejar de ser lectores por completo. 

Razones, hay muchísimas. Una es que los papás se olvidan del momento de la lectura y dejan que el niño se acerque por si solo a los libros, cosa que no ocurre en la mayoría de los casos, sobre todo si hay otros juegos o la televisión como segundas opciones para ese tiempo. 

Otra razón, de acuerdo a Rubinstein, es que una vez que llegan a la escuela, asocian los libros con tareas y calificaciones, y eso los aleja de la lectura por entretenimiento. Por eso, los promotores de lectura deben ser los padres de familia, quienes tienen la misión de volver la hora de los libros en una hora de diversión. 

La literatura infantil y juvenil se ha desarrollado mucho y abarca mucho más que los típicos libros de cuentos de dragones y princesas, hoy en día se pueden encontrar gran cantidad de textos escritos para los niños y para los jóvenes, libros que pueden ser relatos, novelas, crónicas, poesías y claro, cuentos. Además, una característica que destaca en estos, son lo bellamente ilustrados que están. 

Ahora, cómo invitas a un niño a que lea e ignore por un momento los videojuegos, la televisión o el celular. Lo primero es dotarse de libros adecuados para ellos y dejarlos a su alcance, casi casi, instalar una pequeña biblioteca en su cuarto; después hay que establecer horarios para leer, más allá de la lectura de las buenas noches. Al hacerlo, los más pequeños irán creando hábitos de lectura. 

Si no sabes cómo empezar o qué libros buscar, te recomiendo que sigas en redes sociales a Kari Estrada (@aquikariestrada), ella como mamá de dos niños comparte tips muy sencillos (eso digo yo) para fomentar la lectura en su casa. Y bueno, si no tienen tiempo de salir a buscar libros, las tiendas en línea cuentan con un buen surtido de títulos para empezar tu biblioteca. 

OpenA