icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Decomisos del crimen mexicano en EEUU ¿a dónde van?

Julio 31, 2020 / Fernando Velázquez / MONTERREY El Departamento del Tesoro se adjudica bienes y dinero ilícito confiscado a criminales mexicanos. ¿Qué pasa con esos activos y por qué no regresan a México?
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin
imagenNota Dinero, automóviles y casas son confiscadas si se comprueba procedencia ilícita

Recientemente el presidente de México Andrés Manuel López Obrador ha dado instrucciones al canciller Marceo Ebrard, de comenzar negociaciones con el gobierno de Estados Unidos para que los bienes que son confiscados luego de extraditar y procesar a criminales de México (particularmente ex servidores públicos) en el país vecino, lleguen a las arcas del Gobierno Federal, y no en suelo estadounidense.

El canciller Marcelo Ebrard tiene la encomienda de negociar con EEUU para recuperar dinero ilícito en suelo estadounidense

¿A dónde va ese dinero?

Cuando la justicia mexicana resguarda y asegura bienes provenientes del crimen organizado, llegan a manos de la, hoy, Fiscalía General de la República (antes PGR), mientras los procesos penales contra sus dueños siguen en curso.

En Estados Unidos, el dinero o bienes incautados van a parar a un fiscal que determina si pueden ser utilizados como pruebas en el caso, de llegar a una corte y el dueño es quien debe probar la procedencia lícita de los mismos.

Si resultan ser de procedencia ilícita, el Departamento de Justicia aplica la ley de Distribución equitativa de fondos para repartir el dinero en un 65% para el departamento que lo confiscó, 35% entre estado y los fiscales con el fin de continuar financiando operaciones antidroga.

En caso de que sean bienes tomados por una operación federal, son custodiados por los Departamentos de Tesoro y Justicia, y se revenden en subastas.

El Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado organiza subastas

Misma situación en México, donde las subastas son organizadas por el Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado (antes Servicio de Administración y Enajenación de Bienes) y ofrecen diferentes objetos e inmuebles que fueron confiscados por el estado mexicano.

Delincuentes mexicanos en EEUU

Cuando el Departamento del Tesoro confisca bienes de criminales mexicanos, como capos del narcotráfico o ex servidores públicos, estos activos se quedan en territorio estadounidense y es la justicia de Estados Unidos la que termina administrándolos y subastándolos.

Situación que ha derivado en que el presidente López Obrador, busque que los fondos que se obtengan de las propiedades en Estados Unidos compradas por políticos con dinero público, y luego sean procesados ante la justicia, sean recuperados y que lleguen a las arcas del INDEP.

Comentarios imagen
OpenA