icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Avión Presidencial, cronología del sorteo simbólico

Julio 27, 2020 / Fernando Velázquez / MONTERREY Lo que comenzó como un "chacoteo" se convirtió en uno de los asuntos más serios y comentados de la vida pública mexicana: la rifa del avión. ¿Por qué?
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin
imagenNota La falta de ofertas por el avión originó la idea de rifarlo

Una de las principales promesas que el, ahora, presidente de México Andrés Manuel López Obrador anunciaba durante su tercer campaña electoral fue la de vender el avión presidencial que fue estrenado por Enrique Peña Nieto y que tenía la función de trasladar al mandatario en turno para giras dentro y fuera del país.

No me voy a subir al avión presidencial, no voy a ofender al pueblo de México.

AMLO declaraba continuamente que utilizarlos resultaría ofensivo para los mexicanos, pues era un avión que había costado cerca de 218 millones de dólares, y además irónicamente sentenciaba que esa aeronave no la tenían ni Obama ni Trump.

Por lo que parte de su campaña electoral la basó en la venta del bien y aseguraba que lo recaudado sería utilizado para beneficio del pueblo.

El avión fue comprado en el sexenio de Felipe Calderón pero estrenado por Enrique Peña Nieto

Sin embargo, ya como presidente, descubrió que vender un Boeing 787-8 de lujo no sería tarea fácil, y aunque recién entró a Palacio Nacional y puso a la venta el avión, no ha habido ninguna negociación concreta que culmine en buen puerto.

Avión a California

En los primeros días como presidente, Andrés Manuel envió el avión a California para mantenerlo resguardado en un hangar a la espera de un posible comprador. Una medida que ronda los 1.5 millones de dólares en mantenimiento.

Tras un par de meses en EEUU, la aeronave presuntamente fue cabildeada por un posible comprador, pero no se dio a conocer mayor detalle, ni nombre del ofertante ni cifra ofrecida.

El premio mayor

Diseño final del cachito de la rifa del avión

En una de sus conferencias matutinas, el presidente comentó que si no se encontraba un comprador pronto, consideraría la opción de rifarlo para deshacerse de él. Éste comentario en un principio se tomó a broma pues se consideraba una opción desproporcionada.

Sin embargo, el 29 de enero en su mañanera, el presidente confirmó que promovería la propuesta pues hasta ya tenían un diseño del cachito de lotería;  señaló que se le realizarían algunas modificaciones al reglamento de la Lotería Nacional (que no contempla sortear bienes materiales) para poder celebrar la rifa.

Mas no procedieron dichos cambios, y se reveló que en realidad la aeronave está arrendada: Banobras es dueño del avión y la SEDENA es el arrendador, se adquirió directamente a Beoing con una adjudicación directa y su financiamiento se daría a través del mencionado arrendamiento.

En 2016 la presidencia, encabezada por Enrique Peña Nieto señaló que el avión fue comprado en por Banobras y que tras los 15 años estipulados en el arrendamiento pasaría a ser totalmente de SEDENA.

A pesar de esto el presidente reiteró su compromiso por vender o rifar el avión debido a que el préstamos era con la banca de desarrollo Banobras, por lo que tenía la facultad de continuar con su propósito.

Empresarios amigos

Finalmente se imprimieron los cachitos no sin antes admitir que la rifa sería solamente simbólica, pues al ganador no se le entregaría el avión, sino una cantidad de dinero, además que serían varios ganadores y no uno sólo.

El presidente ofreció tamales en una cena con empresarios mexicanos

En febrero el presidente realizó un encuentro con varios de los empresarios más influyentes de México, en la que les vendió una cantidad importante de boletos, equivalente a 80 millones de dólares.

El regreso del avión

Luego del estallido de la pandemia por Covid-19 el proceso de la rifa se pausó, pero recientemente el Gobierno Federal solicitó el retorno de la aeronave a territorio nacional, y reactivar la dinámica con la lotería.

Además se ha revelado que existe ya una oferta formal por el avión: el director general de Banobras, Jorge Mendoza, señaló que ofrecieron 120 millones de dólares, entre efectivo y equipo médico, pero el presidente ha comentado que existe otro ofrecimiento que es sólo ene efectivo, por lo que junto a su equipo, se encuentran analizando qué propuesta resulta más conveniente.

Ni en rifa

El avión presidencial está de regreso en territorio mexicano

El gobierno de AMLO ha confirmado que el sorteo simbólico del avión sí se llevará a cabo el 15 de septiembre de este año, a pesar de haber vendido apenas una cuarta parte del total de boletos, equivalentes a 30 millones de dólares aproximadamente. Se antoja complicado que a menos de dos meses para celebrar la rifa se cumpla con el objetivo por lo que el presidente ha hecho llamados constantemente a la ciudadanía para que le apoyen comprando cachitos a lo largo de México.

Comentarios imagen
OpenA