icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

La influencia de Luis Videgaray

Julio 17, 2020 / Fernando Velázquez / MONTERREY El ex Secretario de Hacienda fue uno de los personajes más influyentes en la gestión de Peña Nieto. ¿Por qué? Aquí una revisión a su carrera política.
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin
imagenNota Luis Videgaray fue Secretario de Relaciones Exteriores y Secretario de Hacienda en el sexenio de Peña Nieto

Luis Videgaray ha sido uno de los nombres más presentes en los últimos días, luego de que con la extradición de Emilio Lozoya se generó una ola de especulaciones que envuelven a diversos actores políticos del sexenio anterior.


Videgaray es de los personajes que presuntamente podrían relacionarse a más casos de corrupción que potencialmente destaparía Lozoya, pues el ex director de PEMEX ha sido señalado por el presidente López Obrador como un "testigo colaborador de la fiscalía".


¿Por qué Videgaray?


Luis Videgaray gozó de gran influencia durante la gestión de Enrique Peña Nieto en la presidencia, alcanzando las más altas esferas de poder en la política mexicana, estando incluso por encima del mismo Emilio Lozoya, por lo que sus detractores afirman que es imposible que desconociera totalmente los casos de corrupción imputados al ex director de PEMEX.


La carrera de Luis Videgaray


Nacido en la Ciudad de México, Luis Videgaray Caso fue Secretario de Relaciones Exteriores de México, entre enero de 2017 y noviembre de 2018, y previamente fue el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. 


Es economista de profesión, egresado del Instituto Tecnológico Autónomo de México y fue reconocido con el Premio Banamex de Economía en 1995 gracias a su tesis "Fallas del mercado, regulación e incentivos: el caso de la privatización de los puertos mexicanos". Tiene el grado de doctor en Economía con especialidad en Finanzas Públicas por el MIT, y cuenta con una carrera en la docencia dentro de su alma mater y la Universidad Iberoamericana.


Mientras estudiaba la licenciatura, se integró a las filas del Partido Revolucionario Institucional, y entre 1992 y 1994 fue asesor del secretario de Hacienda, Pedro Aspe Armella y destacó por desarrollar el proyecto para financiar la deuda pública del Estado de México, Sonora, Oaxaca y Durango.


Cuando Enrique Peña Nieto fue electo gobernador del Estado de México, Luis Videgaray se integró al gabinete estatal como Secretario de Finanzas, Planeación y Administración durante cuatro años, hasta que en 2009 fue electo diputado federal como parte de la LXI Legislatura del Congreso de la Unión de México, donde presidió la Comision de Presupuesto y Cuenta Pública.


Éste cargo lo dejó en marzo de 2011 al pedir licencia para convertirse en coordinador de la campaña electoral de Eruviel Ávila rumbo a las elecciones gubernamentales mexiquenses. Paralelamente, fungió como presidente del Comité Directivo Estatal del PRI y tras resultar ganador en la contienda, Enrique Peña Nieto lo designó como coordinador de su campaña de cara a los comicios presidenciales.


Primer strike


Luis Videgaray fue relacionado en este período con el Caso Monex, que señala que durante la campaña presidencial de Peña Nieto, se habrían gastado 13 veces más del tope permitido por la ley electoral, siendo traducido en $4 599 947 834 pesos.


Ésta acusación se dio por parte de diputados federales del PRD, PT y MC, que formaron la Comisión de Investigación del Caso Monex. Este grupo describió que se utilizaron tarjetas del Banco Monex y otros monederos electrónicos para triangular el financiamiento de la campaña presidencial priísta.


Sin embargo, los dichos se desestimaron pues el Instituto Federal Electoral (ahora INE) consideró que no existía fundamento suficiente para continuar con la investigación.


Una vez ganada la elección, Videgaray fue designado, junto a Miguel Ángel Osorio Chong, como cabeza del equipo de transición y fue representante del PRI en el "Pacto con México".


Secretario de Hacienda


Enrique Peña Nieto, ya con la titularidad del poder ejecutivo, anunció que Luis Videgaray se integraría al gabinete federal como Secretario de Hacienda y Crédito Público. Videgaray fue uno de los principales promotores de las reformas económicas del gobierno, como la Reforma Financiera, promulgada en enero de 2014.


Gracias a su gestión, recibió varias distinciones a nivel internacional, destacando la de "Secretario de Finanzas del Año" por parte de la revista británica The Banker.


Strike dos


Luis Videgaray renunció a su cargo en septiembre de 2016 luego de la presión mediática y amplias críticas hacia su persona, desatadas por haber sido considerado el artífice de la visita a México del entonces candidato a la presidencia de EEUU, Donald Trump.


La renuncia fue aceptada por Peña Nieto pero para enero de 2017 regresaría al gabinete presidencial en una nueva faceta.


Llegó para aprender


El presidente de la república dejó clara la confianza que depositaba en Luis Videgaray al nombrarlo Secretario de Relaciones Exteriores. Una de sus prioridades fue impulsar la relación colectiva con Estados Unidos, ya con Trump como presidente.


Videgaray también participó activamente en el proceso de negociación entre la oposición venezolana y el gobierno de Nicolás Maduro.


Sin embargo, más allá de lo que pudo lograr como Canciller, su gestión es recordada - y criticada- por unas declaraciones que dio durante una entrevista en televisión nacional. Al ser cuestionado por su nula experiencia en temas de relaciones exteriores, Videgaray respondió que "llegó para aprender", ocasionando una ola de críticas hacia él y Peña Nieto, pues muchos aseguraban que sus palabras eran desatinadas, además de considerarlo no apto para el puesto, particularmente tras el episodio de la visita de Trump a México.


A pesar que se especulaba que Luis Videgaray renunciaría a su cargo, como lo había hecho siendo Secretario de Hacienda, ésta vez se mantuvo firme en su puesto a pesar de sus opositores, hasta que finalmente terminó su gestión en 2018 cuando Andrés Manuel López Obrador tomó la presidencia y su lugar es ocupado hoy día por Marcelo Ebrard.




Comentarios imagen
OpenA