icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Pide Iglesia a padres de familia y maestros más atención a los menores

Enero 12, 2020 / Andrea Rodríguez / MONTERREY El Arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, señaló que es importante que tanto los padres de familia como los maestros le pongan más atención a los menores de edad
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

Ante los lamentables hechos que ocurrieron en Torreón donde un niño de 11 años se suicidio luego de realizar un tiroteo en el colegio donde estudiaba, dejando como saldo la muerta de una maestra, y cinco personas más heridas, el Arzobispo de Monterrey señaló que es importante que tanto los padres de familia como los maestros le pongan más atención y redoblar el acompañamiento a los menores de edad.

"Invito a los padres de familia, a los maestros y a los especialistas en desarrollo infantil y familiar, para que hagan un frente en común y, contando con el apoyo de las autoridades civiles, de los empresarios y de las Iglesias, busquen alternativas que favorezcan el sano equilibrio entre la convivencia familiar, el estudio, el trabajo y el descanso.

"Es importante que los maestros, los responsables de la educación le den importancia al encuentro que debe de darse entre los jóvenes en sus escuelas. Cada vez crece la in personalidad y también el descuido en las relaciones básicas que debe tener todo ser humano", comentó el Arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López.

Pues señaló que es importante que el maestro no solo llegue a repetir o dar su lección, sino que se preocupe de quien le escucha y quien no le escucha, quien tiene un problema y quien no lo puede resolver y agregó que las escuelas públicas y privadas requieren de buenos terapeutas.

"Ya no basta solo tener un prefecto que castigue o corrija a los muchachos, se requieren terapeutas o profesores con los cuales pueden los jóvenes platicar sus problemáticas", apuntó Cabrera López.

De igual manera descartó que las tecnologías sean las que ocasionan este tipo de tragedias, pues el problema no es el instrumento sino es quien lo maneja y no es prohibiendo el uso que las cosas van a mejorar, lo ideal para mejorar los problemas dijo es orientando y dándole su lugar a cada cosa.

"Es cierto los videojuegos tienen un encanto, un impacto, que incluso los adultos también a veces quedan sometidos a ese ritmo, pero no podemos maldecir o condenar algo que es fruto de la inteligencia humana.

"Es necesario estar con los niños, con las personas, yo sé que hay una ruptura de comunicación difícil pero es necesario y el adulto debe tomar la iniciativa de acercarse y estar al pendiente de cómo está su niño o su niña reaccionando frente a lo que está viviendo", señaló el Arzobispo.

Comentarios imagen
OpenA