OpenA
icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

¡No hay agua ni comida! Ganado se muere en Nuevo León por sequía

Mayo 04, 2021 / Brenda Garza / MONTERREY Existen algunas zonas en el estado que tienen más de 8 meses sin registrar lluvia y las autoridades no han declarado el desastre a pesar de la helada de febrero pasado
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

Nuevo León.- El sector de engorda de ganado en Nuevo León se encuentra preocupado por la situación de sequía que atraviesa el estado, pues el hato disponible podría desplomarse hasta un 35% en los próximos meses.

Obed González, ex presidente de la Asociación de Engordadores de Ganado Bovino del Noreste (AEGBN), explicó qué al perderse dicho hato de cabezas de ganado es muy difícil que pueda recuperarse.

“Hay partes en el estado que tienen más de 8 meses que no llueve y las autoridades no han declarado el desastre a pesar de la helada tan fuerte que tuvimos en febrero.

Ahorita lo podemos ver en los incendios, pero en los ranchos que no se están incendiando todo está igual; en todo Nuevo León estamos igual y en muchos de los municipios estamos terriblemente golpeados por la sequía”, expresó.

Como referencia González dijo que cuando ocurre una sequía se golpea a la economía del ganadero y se interrumpe todo el ciclo productivo, al no haber producción de alimento y tener que absorber costos altos para el traslado de agua.                                                                                                          

“El ganadero hace una lista y sacrifica todo el ganado que está en alto riesgo, que no es productivo, por decir, animales de reemplazo, por decir, becerras de reemplazo y dicen que las va a convertir en vacas.Pero cuando se viene un evento como este dicen, no puedo estar manteniéndolos a todos, y quitan toros, vacas adultas y todos los reemplazos”, dijo.

Entonces, detalló, un ganadero, del 100% de su hato reemplaza una parte y al final pierde otros animales y a otros termina por sacrificarlos.                                                                    

“Si a tu hato del 100%, donde traes un reemplazo del 10% o 15% lo desaparecen (por sequía), entonces vas a tener un hato 85% más corto, pero luego (hay que contar) parte los animales que tienes que quitar y luego quitas toros, entonces no hay ciclo reproductivo, se corta.

Aparte hay vacas que se mueren dentro del rancho, entonces al final te quedas con un hato del 70% o 65% (del 100% que se tenía)”, especificó                                                                        

Como referencia, González dijo que en 2020, la entidad cerró con un hato ganadero de 430,000 cabezas de ganado disponibles para engorda. En 2019 la cifra fue de 407,000, de acuerdo con datos de dicha asociación.

Comentarios imagen
OpenA