icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Moringa, la 'planta de la salud'... y ¿'milagrosa'?; crece interés por uso medicinal

Febrero 12, 2020 / Iram Hernández / MONTERREY La Facultad de Agronomía de la UANL ya cuenta con un programa para el aprovechamiento del llamado "árbol de la vida"
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

La conocen como el “árbol de la vida” y algunos dicen que hasta es “milagrosa” por sus múltiples propiedades medicinales, pero lo que es verdad es que la planta o árbol de moringa tiene tantos beneficios para la salud que la Facultad de Agronomía de la Universidad Autónoma de Nuevo León ya tiene un programa para su aprovechamiento.

Según la investigadora universitaria, Jessica Martínez, la moringa oleifera (nombre científico) es considerada un “superalimento” pues es susceptible a usarse en medicamentos y alimentos ya que contiene más de 90 tipos de componentes nutricionales: 46 antioxidantes, 36 antiinflamatorios, 19 aminoácidos esenciales, 25 veces más hierro que la espinaca, 17 veces más calcio que la leche, 15 veces más potasio que el plátano, 10 veces más vitamina “A” que la zanahoria y nueve veces más vitamina C que la naranja.

“La planta se está revelando como un recurso muy valioso para prevenir la desnutrición y múltiples patologías, como la ceguera infantil asociada a carencias de vitaminas, regula el azúcar, normaliza la presión arterial, combate tumores y cáncer; tiene propiedades antivirales, antiinflamatorias y de antienvejecimiento, previene un sinfín de enfermedades ocasionadas por la ausencia de elementos esenciales en la dieta”, dijo la experta.

Esa planta ha tomado gran auge en los últimos años y lo mejor, según Martínez, es que es fácil de cultivar.

“Actualmente existen solamente trece especies dentro del género moringa, la más popular de éstas es la moringa leifera, originaria de la región del Himalaya, en India; sin embargo, se ha vuelto nativa en muchos países de África, Asia, la zona del Pacífico, las Islas del Caribe y América del Sur.

“El árbol es de crecimiento rápido, en el primer año se puede desarrollar y crecer hasta cuatro metros en áreas semiáridas o propensas a la sequía puesto que prefiere suelos bien drenados, beneficiándose de algún riego esporádico, tolera suelos arcillosos, pero no encharcamientos prolongados”, abundó Martínez.

La UANL, mediante el Centro de Agricultura Protegida de la Facultad de Agronomía, puso en marcha el “Proyecto Moringa Agrovitae: una oportunidad de vida plena” el cual busca extender el cultivo de la planta en escuelas y comunidades de alta marginación.

El experto en nutrición vegetal, Emilio Olivares Sáenz, coordinador del proyecto, comentó que iniciaron la siembra el 13 de septiembre de 2010, en el campus de Ciencias Agropecuarias del municipio de Escobedo.

"Nos interesaba como forraje, pero empezamos a recolectar información, más de 200 artículos científicos y comprobamos que la moringa tiene siete veces más vitamina C que la naranja, más potasio que el plátano, más vitamina A que la zanahoria, más calcio y proteínas que la leche, y muchísimos metabolitos y antioxidantes”, reiteró.

El investigador recomendó que mediante la Cruzada contra el Hambre, el gobierno federal impulse su cultivo y en cinco años habría avances pues no sólo puede usarse como alimento para el ganado y para los humanos con efectos medicinales, sino que el aceite de la semilla puede emplearse en gastronomía como si fuera el de oliva y es útil para producir biocombustible.

Comentarios imagen
OpenA