icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Mónica Segura, su historia detrás del secuestro

Julio 03, 2020 / Ernesto Ochoa / MONTERREY Mónica Segura siempre tuvo en mente sacar adelante a su familia, aunque su vida tuvo un trágico final, su familia siempre la recordará con gran cariño, con el compromiso e ilusión de atender a los tres pequeños hijos que dejó
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

Cuando Mónica Segura era niña y vivía momentos maravillosos en su natal Veracruz.

Durante su adolescencia llegó con su familia a Nuevo León en busca de una mejor vida.

“Tenía muchas ganas de salir adelante que tenía muchas ganas de triunfar sacar adelante a su familia de vivir aquí le gustaba mucho”, recordó su mamá Doña Cecilia.

Sin embargo, casi al concluir la secundaria, Mónica conoció al que seria su novio, José Manuel, se enamoró y decidieron vivir juntos.

“Aquí formó su familia, aquí encontró a su esposo.“.

En una casa de la colonia Villa de San Francisco, en Escobedo, empezaron a construir su familia.

Nacieron Manuel y Nikol hoy de 3 y 7 años respectivamente.

Después la noticia de la llegada del tercer retoño, los motivó a planear una boda..

“Ya estábamos pensando en contraer matrimonio no se pudo lograr”, expresó José Manuel.

José Manuel, aún recuerda aquel primero de junio, cuando a su pareja quien tenía 8 meses de embarazo, la vio por ultima vez.

“Amor ahorita vengo voy y vengo".

“No presentía yo que ya no iba a regresar”, recordó

Mónica cayó en un engaño de una mente siniestra que le prometió ayuda para su bebé.

Su nombre real Yuli Yahaira, de 33 años, quienla secuestró para quitarle a su hija.

Su alerta de desaparición mantuvo a los investigadores y a la familia siguiendo su rastro.

La esperanza de hallarla viva se mantenía como una veladora encendida.

El resto de la historia ya la sabe.

Mónica apareció sin vida, murió mientras daba a luz a una niña que pudo ser rescatada.

Ahora, ésta hermosa niña que llevara el nombre de su mamá está en casa, con sus hermanos, abuelos y su padre.

La recibieron con globos y mensajes de amor y cariño.

"Después de tanto dolor y tanta tristeza ha llegado a nuestra casa".

Aunque aún hay dolor, también hay luz y esa luz es la pequeña Mónica.

“Ella ya no está conmigo la extraño demasiado, me parte el alma cuando veo sus fotos".

“Es doloroso, pero la verdad tengo que salir adelante por mis tres pequeños que me están esperando y me necesitan”, relató el padre de la bebe.

La joven veracruzana se ha ido dejando tres semillas que crecerán en un entorno familia lleno de esperanza.

La pequeña Mónica duerme, tal vez sueña.

Quizás cuando despierte llore y luego crecerá, aunque mamá no estará ahí para ver sus primeros pasos.

Desde el cielo la cuidará.

Comentarios imagen
OpenA