icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima

Litigio por terrenos frena tren suburbano

Junio 11, 2019 / Miriam Abrego / MONTERREY Mientras las autoridades estatales afirman que ya tienen todo listo para iniciar las obras del proyecto de un tren ligero para Nuevo León, que iría de García a Apodaca a través de la que hoy es una vía de tren de carga, la realidad es que la obra está prácticamente “descarrilada” por diversos problemas
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin
COMENTARIOS 0
imagen
imagen
imagen

Principalmente, el proyecto está atorado debido a una pugna legal por unos terrenos en los límites de Escobedo con Apodaca.

A esto se suma una serie de “detallitos” que especialistas han denunciado complican la obra, como publicó ayer El Horizonte, y que incluyen la falta de espacio para una segunda vía y la necesidad de complejas obras viales, que harán más costoso y tardado el proyecto.

Por lo pronto, el terreno en litigio impide que se culmine el libramiento ferroviario, paso indispensable para sacar los trenes de la ciudad, y eventualmente poder iniciar con las obras del tren ligero.

Las familias con apellidos Martínez y Maldonado, además de la empresa Grupo Stiva, son quienes se duelen de haber sido afectadas por una expropiación de estas tierras por parte del gobierno estatal cuyo monto no les satisface.

Esta acción fue considerada por ellos, como arbitraria e ilegal, por lo que presentaron recursos jurídicos para que se les respete su derecho o bien que se les compre el pedazo de terreno en cuestión a un precio razonable.

Al respecto, la representante legal de las familias Martínez y Maldonado, dueñas de esos lotes, Laura Patricia González, indicó que el pleito en los tribunales durará aún más, entre cinco a siete meses, por lo que la obras del tren suburbano no arrancarán en este año y es difícil que se concluyan en 2021.

“Los procedimientos están todavía vigentes; hay interposición de medios de defensa, mismos que todavía no se resuelven. Estamos en ese proceso”, apuntó la litigante.

Y aseguró que el juicio tendrá una demora de entre cinco o siete meses para recibir la conclusión de los mismos.

Abundo que “se presentaron dos recursos de revisión de ambas familias; entonces, se les tiene que notificar a todas las partes del proceso y luego ya entra a un tribunal colegiado, en ese proceso estamos. Yo le calculo que pudieran ser entre unos cinco o siete meses”.

Sobre esta situación, el titular de Desarrollo Sustentable, Manuel Vital, aseguró que están a la espera de que concluyan los litigios en los tribunales para realizar un pronunciamiento.

Sin embargo, fue claro al señalar que “el libramiento oriente fue expropiado desde 1985.

Sus trabajos se iniciaron en esa fecha y se pararon en 1989, habiéndose concluido el 100% de sus terracerías. Los decretos de expropiación son públicos y señalan 40 metros de derecho de vía.

El derecho de vía está registrado en el registro de Bienes Nacionales y la longitud que falta de habilitar son 21 kilómetros”.

Los especialistas en urbanismo Abel Guerra, Joel Vargas, Moisés López y Gerardo Castañeda coincidieron en que esta obra es el punto vital para la realización del tren ligero.

Remarcaron que si no se concluye el libramiento, no se pueden sacar los trenes de carga de la ciudad y por consecuencia tampoco pueden iniciarse las obras para los talleres, estaciones y adecuaciones necesarias para que el tren suburbano pueda arrancar en 2021.


Comentarios imagen
OpenA