OpenA
icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Expertos ven fuertes consecuencias en niños por encierro en la pandemia

Abril 01, 2021 / Rosalinda Tovar / MONTERREY Menores de 6 años no pueden ingresar a comercios y parajes de NL, a pesar de que investigación descarta alto riesgo por Covid
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

Un reciente estudio realizado en EUA derribaría el mito de que los menores ‘‘están contagiando a sus abuelitos, padres o maestros masivamente’’, uno de los mayores argumentos de la Secretaría de Salud de Nuevo León para mantener cerrado el acceso a comercios para niños pequeños y postergar el regreso a clases presenciales.

Una investigación, que conjunta 54 estudios, publicada el pasado 16 de diciembre por el Journal of the American Medical Association (JAMA) arroja que de 80,000 personas estudiadas con Covid, el 95% de los contagios provino de un adulto y sólo 5% de un niño.

“En ese estudio se corroboró que es de un adulto a otro adulto (el contagio), se corroboró que es de un adulto con síntoma a otro adulto sin síntomas; los niños  no tuvieron un papel especial en contagiar a los adultos, sino que siempre fue del adulto hacia los niños”, dijo sobre el estudio el médico pediatra Eduardo Lingow.

Aún así, el veto para niños se mantiene en NL. Inicialmente era para los menores de 12 años, luego lo bajaron a 10 y actualmente está en 6 años.

Organismos como La Voz de la Infancia de Nuevo León, que aglutina a 500 padres de familia, indican que, mientras no se levante totalmente la restricción, los niños seguirán siendo “criminalizados” porque se les restringen sus derechos.

“En ciertos lugares o establecimientos sí se les sigue discriminando, se les hace el feo o no pueden entrar porque no hay mesas. Seguimos viendo que a todo mundo de les deja entrar y a los menores de 6 años no.

Ya no quieren salir de sus casas (los niños), te dicen: ‘ay mami, no te quiero acompañar a la vuelta o no quiero ir contigo, porque no me dejan entrar’. Entonces se está viendo afectada la autoestima de los niños por esa discriminación que todavía sienten ellos”, señaló Karla Castellanos, integrante del colectivo.

El pasado 3 de marzo, la Unicef dio a conocer que al menos 332 millones de niños en el mundo han sido objeto de políticas públicas restrictivas y eso ha puesto en riesgo su salud mental.

‘‘Muchos niños se han quedado abandonados sintiendo miedo, soledad, ansiedad y preocupación por su futuro.

Debemos salir de esta pandemia con una aproximación mejor a la salud mental de los niños y adolescentes’’, dijo Henrietta Fore, ejecutiva del organismo.

Patricia Lozano, madre regia de dos niños, de 4 y 6 años de edad, relató que ella fue una de las 100 mamás que presentaron una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos por violación a la salud y educación de los niños.

La mujer contó que ‘‘vivió una amarga experiencia’’ cuando en un establecimiento le exigieron mostrar el CURP de uno de sus hijos para permitirle el acceso.

‘‘¿Cómo voy a traer el CURP en la mano? o sea como si fueran criminales, eso es algo ilógico. Mis hijos lloraron porque sintieron el rechazo muy fuerte y eso me animó a presentar la denuncia’’, sentenció.

Comentarios imagen
OpenA