OpenA
icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Encierro quiebra 2 de cada 5 salones de fiestas infantiles

Marzo 04, 2021 / Andrea Rodríguez / MONTERREY En el sector se han perdido más de 9,000 empleos ante la suspensión de actividades que está por cumplir 1 año
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

Monterrey,Nuevo León.-  Dos de cada cinco salones de fiestas infantiles ya cerraron definitivamente y 9,000 personas de ese sector económico perdieron su empleo, esto tras las

restricciones adoptadas en Nuevo León para hacer frente a la pandemia de Covid-19.

A casi un año de que se les prohibió trabajar, representantes del gremio reportan que los negocios del giro han tenido pérdidas promedio de entre $1 y $3 millones de pesos por conceptos

como reembolsos de eventos suspendidos, pagos de servicios, sueldos y rentas de locales que van de los $3,000 a los $250,000 pesos.

De 300 salones enlistados en la agrupación Salones de Fiestas Infantiles Unidos, 125, es decir 41%, ya no ha podido seguir adelante y bajaron la cortina para siempre.

“Muchos dueños de salones tuvieron que cerrar, algunos con 20 años estuvieron trabajando para esa ilusión, ese sueño, y se perdió en menos de un año, entonces sí es algo triste esto que les pasó.

“Este es un giro muy afectado, ya va a cumplir un año completamente cerrado”, afirmó Claudia Rivera, presidenta de esa asociación.

De los empleos perdidos, Rivera indicó que 6,000 se generaban de manera directa, es decir, los que trabajaban en piso como los administradores, músicos, cocineros, animadores y personal de seguridad mientras que otros 3,000 eran indirectos correspondientes a su cadena de proveeduría.

La vocera señaló que muchos de los dueños “resistieron” varios meses, porque a raíz de sus movilizaciones la Secretaría de Salud del estado les dio esperanzas de reabrirles, pero eso nunca ocurrió.

Los ahorros que tenían, remarcó, se fueron agotando poco a poco hasta quedar sin nada.

“Los dueños de los locales ya los están sacando a muchos, algunos no han podido pagar, otros están pagando con descuento, no lo aceptan ni con descuento, hay renteros algunos comprensibles muy buenos, que condonaron así, pero a veces son rentas muy caras, con el simple mantenimiento no puedes ni pagar entrando a un trabajo.

“Los ahorros que tenían, porque también uno se previene para futuro, ya se terminaron... Ya se acabó ese préstamo, hay que pagar el préstamo y luego hay que pagar la renta”, mencionó Rivera.

El pasado sábado, el gobernador del estado, Jaime Rodríguez, dijo que posiblemente esta semana podría tener “buenas noticias” para dichos establecimientos así como respecto al veto que pesa sobre los niños para entrar a recintos donde hay público.

Al respecto, Rivera pidió que se cumpla el ofrecimiento pues dijo que representa una “esperanza” para uno de los sectores más golpeados por los cierres.

“Sería un respiro y podría reacomodar a los clientes que tuvimos que reagendar cuando se mandó el decreto el día 17 de marzo de 2020, esta noticia pues sí representó una esperanza y alegría para este sector porque no nada más es el dueño de un salón, el staff, los fotógrafos, los de las piñatas”, puntualizó Rivera.

Ya tienen reglas

Para una eventual apertura de los salones de fiestas infantiles, los dueños de estos establecimientos aseguran a El Horizonte que ya tienen listos los protocolos sanitarios de prevención del Covid-19, los cuales ya fueron avalados por la misma Secretaría de Salud de Nuevo León.

Caen ventas de ropa para niños y juguetes

Mientras el gobierno del estado aún evalúa flexibilizar las políticas hacia los niños en cuanto a su ingreso a establecimientos comerciales, el integrante de la mesa directiva de Canaco y director general de la minorista Hemsa, Ricardo Marcos Padilla, señaló que eso sería un gran alivio, pues desde que los niños están “vetados” de las tiendas, las ventas de ropa y juguetes para ellos cayeron 50% en contraste con años anteriores cuando había alzas constantes de 10 por ciento.

“Los clientes batallan para comprarle ropa a sus hijos porque no se les permite entrar para probársela, entonces definitivamente nos ha afectado, en ropa de niños sí se nos cayó hasta el 50 por ciento.

“Nos afecta mucho que no dejen entrar a adultos mayores o niños porque ellos también toman decisiones de compra, y por ejemplo los niños cuando van a nuestras tiendas siempre le piden al papá o la mamá que les compren un dulce, un juguetito, inclusive también para probarse la ropa se ha batallado”, apuntó.

Comentarios imagen
OpenA