icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Encierro le afecta más a la mente

Mayo 22, 2020 / Rosalinda Tovar / MONTERREY Especialistas afirman que en el aislamiento pueden presentarse episodios de estrés, depresión, así como conductas agresivas
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

Expertos en salud mental alertaron a las autoridades del país y de Nuevo León atender las crisis de ansiedad, angustia y depresión que ocasiona el encierro por el coronavirus.

Lo anterior ante el alza de hasta un 40% en los trastornos psicológicos en la entidad, debido a la psicosis por el COVID-19 y la cuarentena.

De acuerdo con especialistas las autoridades han centrado sus esfuerzos en prevenir y combatir al coronavirus, pero, recalcaron que también deberían de hacerlo con los problemas emocionales que ocasiona el tener ya más de dos meses encerrados.

Según datos de la misma Secretaría de Salud indican que en el estado, los cuadros de ansiedad, depresión, bipolaridad, estrés así como trastornos alimenticios, se han disparado 35%, pero podría llegar a más.

“En circunstancias como esta se eleva hasta un 30 a 35 por ciento”, dijo el director de Salud Mental y Adicciones de la Secretaría de Salud, Juan José Roque Segovia.

Además el funcionario indicó que al principio de la cuarentena, la cual inició en Nuevo León el 17 de marzo, a la semana recibían 40 llamadas de auxilio, pero en la última semana han sido 400, es decir, subieron 900 por ciento.

El psicólogo Emmanuel Robles dijo que actualmente, con la pandemia, casi toda la población enfrenta problemáticas emocionales que podrían desembocar en más enfermedades mentales como agresividad, manías y conductas de rebeldía que son las que llevan a exponer la salud.

“Esto está afectando la calidad de vida de las personas, desde cuestiones de problemas de parejas, con los hijos o los niños que al estar confinados todo el tiempo están tomando un tipo de actitudes y conductas un poco más depresivas oposicionistas o el reverso de eso que están cada vez más callados y aislados”, señaló Robles.

El psiquiatra Ricardo Aguilar Cárdenas puntualizó que de por sí México ya tenía un serio problema de salud mental, pues según el Inegi, el 60% de las familias presentaba conductas depresivas, y advirtió que ahora el confinamiento lo potencializará.

“Antes de que se desarrollara la pandemia, el Inegi en sus estudios que ha hecho del seguimiento del suicidio ya había informado que en sus estadísticas que hizo el año pasado detecto que mas del 60%  de las familias tienen tendencia depresivas”, apuntó Aguilar.

Comentarios imagen
OpenA