OpenA
icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

En disputa Sierra de Picachos por pedrera

Abril 25, 2019 / Rosalinda Tovar y Maleny Quezada / MONTERREY La instalación de una pedrera en esta zona de Doctor González mantiene un intenso debate entre actores políticos y activistas del estado
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

La instalación de una pedrera en la Sierra de Picachos, en la zona rural de Nuevo León, tiene divididos a alcaldes, diputados, activistas y otros políticos del estado.

Unos critican que contaminará esa emblemática área verde cuya vocación es el ecoturismo, incluyendo a la alcaldesa del lugar, diputados locales y ecologistas; mientras que otros seis alcaldes de la zona, junto con otros diputados, están a favor, argumentando que traerá empleo y desarrollo a esa zona rural en el municipio de Doctor González, en Nuevo León

El enfrentamiento va en aumento, pues ayer los detractores de la pedrera anunciaron una serie de carreras y eventos deportivos "en favor de la Sierra de Picachos" y en contra de la instalación de la empresa de extracción de piedra. 

Las pedreras son consideradas una de las mayores fuentes de contaminación, ya que emiten mucho polvo a la atmósfera, y el contaminante más alto en la metrópoli regia es justamente las partículas menores, PM2.5 y PM10, o sea, el polvo.

El conflicto inició cuando la empresa Matrimar solicitó los permisos para instalarse en la sierra en Dr. González, sin embargo, una de las principales defensoras de la zona es la alcaldesa del municipio Mayra Abrego, quien en repetidas ocasiones ha manifestado su rechazo a la instalación de esta industria que afirma generaría mayor contaminación

La munícipe ha recibido el respaldo de legisladores como Ivonne Bustos del Partido Verde y del senador del PAN por Nuevo Leon, Víctor Fuentes, quien ya llevó el tema al Congreso federal, a fin de frenar la intención de abrir la pedrera. 

Por otro lado, un grupo de alcaldes de los municipios que rodean a Doctor González, como Cerralvo, Melchor Ocampo, Herreras, General Treviño, Agualeguas y Paras ya firmaron un manifiesto a favor de la colocación de la pedrera.

Además, desde el Congreso local la diputada de Morena, Delfina de los Santos envió un exhorto a la alcaldesa del municipio para otorgar la licencia de suelo a la empresa, mismo que fue respaldado por el diputado panista Juan Carlos Ruiz.

Pese a los intentos de los legisladores y alcaldes que respaldan la instalación de la pedrera, los defensores de la Sierra de Picachos se han mantenido firmes, inclusive Mayra Abrego se ha lanzado en contra de Santos y Ruiz por manifestar su apoyo al proyecto.

“Me parece muy tonto que me mande un exhorto para otorgar la licencia de suelo, cuando lo estoy sustentando en el reglamento interior de desarrollo urbano y basado en mi plan de desarrollo urbano vigente”, señaló en días pasados, respecto al exhorto de la morenista.

Sobre los comentarios del panista, quien habló sobre los beneficios que daría el instalar la pedrera en esa zona, Abrego fue también contundente, al señalar que “actualmente la contaminación prevalece más en el área metropolitana y ahora quieren a los municipios conurbados o rurales mandarnos la contaminación, pero nosotros también respiramos, no nada más los que viven en la zona metropolitana, entonces me parece fuera de lugar su comentario”.

Ante el conflicto de intereses que ha desatado la instalación del grupo Matrimar, el senador Víctor Fuentes se dio a la tarea de reunirse con asociaciones civiles y expertos en medioambiente con la finalidad de que se amplíe la zona natural protegida de la Sierra.

Por parte del Congreso local, la presidenta municipal de Doctor González ha recibido el apoyo de la presidenta de la Comisión de Medioambiente, Ivonne Bustos, así como la bancada priísta, que en voz de su coordinador Francisco Cienfuegos se comprometieron a buscar que el gobierno estatal amplíe la zona protegida y así preservar el ecosistema.

Incluso, el diputado priísta Jorge de León informó que la Secretaría de Desarrollo Sustentable dio el “visto bueno” para ampliar la zona protegida, a fin de garantizar que en el área donde planea instalarse la pedrera se considere como zona prohibida. 

Habitantes del municipio se han sumado también a la protección del área, el comunero Aristeo Benavides habló sobre los intereses de los alcaldes que se han manifestado a favor de la instalación, quienes dijeron han sido beneficiados en sus municipios con material para pavimentación. 

“Lo que pasa es que la empresa siempre se ha sabido que les dona material; si no les dona material no pueden hacer bacheo, entonces asumo que de ahí se agarran, si no me apoyas pues no te doy la carpeta”, afirmó.

Respaldando sus declaraciones, Alfonso Barragán, presidente de la Asociación Ecológica de la Sierra de Picachos, dijo que “los alcaldes que de alguna manera han recibido material gratis por mucho tiempo. Son favores políticos, pero eso no debe ser de ninguna relevancia ni de ninguna trascendencia para buscar el bien común”.

Comentarios imagen
OpenA