icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima

Destruyen más de 1,000 armas decomisadas al crimen organizado

Diciembre 03, 2019 / Andrea Rodríguez / MONTERREYLa destrucción del equipo se realiza bajo un estricto control que garantiza la inhabilitación total de sus componentes, por lo que las piezas ya no puedan ser reutilizadas
icon_facebookicon_twittericon_linkedin

La Secretaría de la Defensa Nacional y el gobierno del estado destruyeron hoy en la explanada de la Séptima Zona Militar, 1, 035 armas de fuego, 506 armas cortas y 529 armas largas, que le fueron decomisadas al crimen organizado.

"El aseguramiento y posterior decomiso de estas armas son el resultado de los esfuerzos de la Secretaría de la Defensa Nacional para mantener estrecha coordinación con las autoridades de las tres órdenes de gobierno que hoy nos acompañan.

"Estas armas han sido retiradas de las calles gracias al excelente trabajo de coordinación y cooperación interinstitucional que existe entre las diversas autoridades involucradas", mencionó el comandante de la Séptima Zona Militar, Carlos César Gómez López.

El secretario General de Gobierno, Manuel González, señaló que esta es la segunda ocasión, en lo que va del año, que la Sedena realiza una destrucción masiva de armamento proveniente de decomisos a bandas delictivas o de las brigadas de canje de armas por vales de despensa que la Federación realiza en conjunto con los municipios.

Pues el pasado mes de marzo, los elementos militares realizaron la destrucción de 730 armas que sumadas a las inhabilitadas hoy, dan un total de 1,765 artefactos destruidos durante 2019.

"Son armas que son retiradas de la circulación y, en este caso, retiradas y decomisadas a los grupos de la delincuencia organizada.

"Hay que pensar que la mejor forma de combatir a la delincuencia es con la prevención, y la prevención tiene que ver con la educación, la salud, el deporte y no con la persecución de los delitos como lo hacen las policías", apuntó el secretario de gobierno.

El comandante de la Séptima Zona Militar mencionó que además de la destrucción de armas se inhabilitaron 123, 439 cartuchos de diferentes calibres y 3,425 cargadores.

Tras esta destrucción, la Sedena aún tiene 1,980 armas pendientes de trámite para su destrucción.

Cabe destacar que la destrucción del equipo se realiza bajo un estricto control que garantiza la inhabilitación total de sus componentes, por lo que las piezas ya no puedan ser reutilizadas.

Comentarios imagen
OpenA