OpenA
icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

ESPECIAL | Exhiben 'caos' y mal manejo de insumos en IMSS de Nuevo León

Noviembre 12, 2020 / Andrea Rodríguez / MONTERREY Sindicato afirma en carta interna que área de almacén mantiene 'desastre' que provoca desabasto de medicinas para derechohabientes
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin
imagenNota Foto: Andrea Rodríguez

Monterrey.- El sindicato de trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Nuevo León han “desnudado” una serie de irregularidades sobre el manejo de medicamentos, lo cual provoca el tremendo desabasto actual de estos insumos a los derechohabientes.

De acuerdo con la organización sindical mediante una carta dirigida a la delegada Karla López, y de la cual El Horizonte tiene una copia, algunos funcionarios que llegaron recientemente a la delegación desconocen la operación y hacen un muy mal manejo del almacén de medicamentos del organismo.

Según fuentes dentro del IMSS-NL, uno de ellos sería el jefe administrativo Mauricio Zebadúa Santos, de origen chiapaneco y que hasta hace poco laboraba en Oaxaca, a quien señalan de causar el “desastre” interno.

El funcionario además es sobrino directo de Emilio Zebadúa, involucrado en la llamada “Estafa Maestra” cuando fue oficial mayor de la Sedesol y Sedatu bajo el mando de Rosario Robles Berlanga.

En la carta, los sindicalistas señalan que, por ejemplo, en el almacén no hay un registro eficaz de ingreso y salida de medicamentos, que las autoridades que lo operan no están capacitadas y desconocen procesos, y que no se han hecho inventarios, provocando saturación de insumos vencidos y vigentes.

La carta dirigida a la delegada está firmada por el Secretario General del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS) de la Sección II Nuevo León, Javier Rodríguez Cuéllar.

“A eso se le atribuye la mala organización y administración por desconocer por completo todo lo que se maneja tanto en insumos como en procesos y personal de este centro de trabajo y por lo cual los afectados son tanto los trabajadores sindicalizados al constantemente explicar los proceso a dichas autoridades y que final de cuentas no los llevan (a cabo). “Y de paso (también es afectado) el derechohabiente, ya que por toda esa mala organización atrasa todo proceso para que lleguen los insumos y medicamentos a los centros donde deben distribuirse a quien los necesita”, señala la misiva.

Como responsables, en la carta se menciona al jefe de abastos y suministros, Abelardo Villarreal Hinojosa; al jefe de suministro de dicho almacén Antonio Vigil, y a la encargada del departamento de altas, Yen Lee Cázares.

Sin embargo, según fuentes al interior del IMSS, todos estos personajes en realidad son manejados por el chiapaneco Mauricio Humberto Zebadúa Santos, quien es el Jefe de Servicios Administrativos del IMSS desde el pasado mes de febrero y que anteriormente se desempeñaba como coordinador de abastecimiento y equipamiento de la misma delegación.

La carta resalta que en el almacén ubicado en la Avenida Manuel L. Barragán, todas las altas de los medicamentos del Sistema de Abasto Institucional (SAI) tienen equivocaciones, ya que no se capturan y verifican correctamente, lo cual pone en riesgo el abastecimiento al aceptar insumos sin papelería completa.

Eso provoca que los camiones que los llevan a las unidades médicas esperen hasta cuatro días.

“Al no contar con dicha alta el proveedor viene por ella y ya está incompleta o simplemente no viene y esta nave está llena de insumos que no pueden salir, pero tampoco puede entrar, ya que no hay espacios”, mencionan en la carta.

Además señalan que la empresa “Sierra Madre” contratada para su distribución opera dentro de las instalaciones lo cual no está permitido y eso hace más difícil el trabajo.

“Por hacer maniobras de descargas se hacen más tardado la operación, ya que hasta que no llega alguno de ellos (Antonio Vigil y Lee Cázares) a descargar los camiones del proveedor transportista, los compañeros del área de recepción pueden comenzar a recibir los insumos y eso hace más tardada dicha actividad y es por eso que hay largas filas de camiones en espera.

“Es importante señalar que aún existen tanto en físico y sistema todos los insumos siniestrados del 2019 y 2020, lo cual es un enorme problema, ya que aparte de que ocupan espacios y aparecen en el sistema”, se lee en la misiva.

La más reciente carta es del 22 de octubre y está firmada, por el lado del sindicato, por Jesús Rodríguez Mireles, en representación de Rodríguez Cuéllar.

Pacientes pagan los platos rotos

Mientras reina el descontrol en los almacenes de la delegación del IMSS-NL, quienes llevan la peor parte son los derechohabientes, pues casi a diario reportan falta de medicamentos y vacunas.

Algunos casos de desabasto en vacunas fueron documentados por El Horizonte.

Mujeres que en los últimos dos meses dieron a luz a sus bebés en hospitales del organismo señalaron que tuvieron problemas para encontrar la vacuna “BCG”, la cual se le pone en el brazo a los recién nacidos y es para inmunizar contra la tuberculosis.

Las madres de familia, quienes acudieron a diversas clínicas en busca de la vacuna, indicaron que se les mencionó que está agotada.

Una de ellas es Claribel Carrizales, de la colonia Metroplex, quien dio a luz a Roberta, en la clínica 6 del seguro social; ahí le informaron que no existe esta vacuna.

La afectada dijo que la vacuna la estuvo buscando incluso antes de tener a su bebé porque sus amigas y conocidas que también se aliviaron tenían dos o tres meses sin conseguirla y siguen con la problemática.

“Me hicieron la cesárea, todo muy bien, muy buen trato y todo, al momento que se llevan la niña para las vacunas me la regresan y me dicen, ‘nada más le pusimos la de la piernita, ya que la del brazo no hay’, eso fue lo que me comentaron”, subrayó Carrizales.

Tras salir del hospital, la madre de familia acudió a otras unidades médicas, como la clínica 71 del IMSS en Apodaca, un centro de salud, pero tampoco pudo conseguirla.

Relató que en los particulares en dónde se puede conseguir, sin embargo los precios rondan entre los $700 y $1800.

También se han presentado quejas de pacientes que no encuentran el medicamento losartán para la presión arterial.

‘Recetan’ descontrol en delegación del IMSS-NL:

• Los señalados

- Mauricio Humberto Zebadua Santos

Jefe de Servicios Administrativos del IMSS-NL

- Abelardo Villarreal Hinojosa

Jefe de abastos y suministros del IMSS-NL

- Yen Lee Cázares

Encargada del departamento de altas del IMSS-NL


Comentarios imagen
OpenA