OpenA
icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Vuelve controversia por colmillos de elefanta: revelan que nunca se comprobó que fueran los auténticos

Junio 30, 2021 / Rosalinda Tovar / MONTERREY La Auditoría Superior del Estado (ASE) indica que Roberto Chavarría nunca pudo comprobar que los colmillos de la elefanta sean los que mostró públicamente
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

La polémica por los colmillos de la elefanta Pancha, del Parque La Pastora, revivió pues ahora sale a la luz un documento que pone en duda que los mostrados públicamente y puestos a disposición de la Profepa por parte del exdirector de Parques y Vida Silvestre, Roberto Chavarría Gallegos, sean los auténticos del ejemplar.

En un documento llamado “Resultado de la Evaluación de la Cuenta Pública del 2019 de Parques y Vida Silvestre” que fue entregado la semana pasada a diputados locales, la Auditoría Superior del Estado (ASE) hace dicha revelación y destapa más anomalías en la muerte de otros 65 animales

Según legisladores, estas irregularidades deben ser denunciadas por la ASE ante la Fiscalía General del Estado.

Sobre los colmillos de la elefanta muerta el 10 de mayo del 2019, la ASE indica que la misma Profepa pidió a Chavarría realizar pruebas de ADN porque no había pruebas “contundentes” de que los colmillos que entregó sean los de la paquidermo, pero nunca lo hizo.

“En su validación por parte del personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) se indica que las pruebas realizadas para su confirmación no son totalmente contundentes para determinar con precisión que dichos colmillos corresponden a los que en vida tenía el ejemplar al momento de fallecer.

“La misma Profepa sugirió realizar un análisis fotográfico por especialistas en la materia o bien un análisis comparativo de ADN", indica el documento.

No obstante la dependencia estatal solo presentó el reporte de medición y pesaje de los colmillos.

“Pancha” murió el 10 de mayo del 2019 en el parque La Pastora supuestamente de una torsión intestinal.

El 17 de junio, el Horizonte dio a conocer que había dudas sobre el destino de los colmillos pues existían versiones de que Chavarría los había comercializado ya que éste reportó que se los había entregado a la Profepa, pero la dependencia lo desmintió.

Sin embargo, al día siguiente mostró un par en su oficina que son los que ahora la ASE indica que no pertenecen al animal.

La ASE indica que, por si fuera poco, tanto en el caso de “Pancha”, como el de la muerte de una jirafa y un tigre de bengala no se entregaron informes que comprueben sus decesos ni qué fue lo que ocurrió con los restos.

“No se proporcionó documentación comprobatoria que ampare su deceso, además no se indica si se obtuvo algún aprovechamiento de sus restos, ni proporcionan manuales o lineamientos propios que indique las actividades a realizar en estos casos, tampoco mencionan el origen de los animales, año en que ingresan, procedimiento o en base a que determinan la necesidad de contar con ellos y el recurso a utilizar”, refiere el reporte.

Parques y Vida Silvestre, de cuya dependencia depende el Parque La Pastora, respondió que sí se aprovecharon los colmillos, cabeza, pecho y extremidades anteriores y posteriores para fines de educación ambiental y exhibición, resguardados en las oficinas del zoológico La Pastora.

El órgano fiscalizador refiere que no se indicó la fecha de muerte de la elefanta y reitera el informe hecho por la Profepa a los colmillos.

- Reportan muertes de animales hasta 145 días después

 

Otras de las anomalías reportadas por la ASE es que PyVS reportaba la muerte de ejemplares hasta 145 días después de ocurridas.

Eso, indicó, constituye una anomalía pues no hay evidencia de que hayan ocurrido.

“La muerte de un animal se informa mediante oficio hasta 145 días después de que sucede, por lo que el organismo pueda realizar mejores prácticas para contar con información oportuna”, indica.

Además, la en las necropsias no hay firma de los médicos veterinarios responsables de realizar en procedimiento.

- Exigen que se castiguen penalmente las irregularidades

 

La diputada del PVEM, Ivonne Bustos afirmó que esta revelación es de un reporte adicional a la Cuenta Pública, y se realizó a petición del Congreso local.

Ahora pedirán a la ASE hacer las denuncias correspondientes incluso por la vía penal.

“Una de las cosas que nosotros queremos hacer es proponerle a la Auditoría que genere las denuncias correspondientes ante la Fiscalía, para que haya las consecuencias de ley correspondientes a estos casos”, mencionó.

“Se confirma que no había certeza que lo que en ese momento la dirección expuso como verdadero sobre la negligencia que tuvieron con el manejo adecuado del elefanta “Pancha” cuyos colmillos tuvieron un manejo totalmente fuera de la normatividad y que incluso auditado por la propia autoridad Profepa dictaminado como un caso que se puedo haber incurrido en algún tipo de ilegalidad.

La legisladora pidió todo el peso de la Ley a quien resulte responsable, aún y cuando ya no se encuentre a cargo de la dependencia.

“Ahí se menciona sobre todas las bajas que ha habido de diferentes especies por acreditar un mal manejo con la autoridad ambiental, sin embargo no ha habido las sanciones correspondientes a las autoridades responsables, -aún y cuando ya no estén en función- se deben deslindar responsabilidades.

“Habíamos quedado en que ya no iba a ser un zoológico, tratado como un zoológico sino como un lugar de conserva, y que vemos que ya el gobierno del estado no pone atención y que prácticamente es incompetente para sacarlo adelante”, concretó.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Comentarios imagen
OpenA