icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Alertan a NL: se le acaba el agua al estado

Agosto 11, 2019 / Andrea Rodríguez / MONTERREY Un estudio realizado por la WRI señala que Nuevo León sufre un ‘estrés hídrico muy alto’ con la posibilidad de quedar en ‘Día Cero’
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

Quedarse sin agua es algo que la población siempre ha visto como imposible o que nunca le ha pasado por la mente, sin embargo hoy en día esa perspectiva puede cambiar pues Nuevo León se coloca en el  ranking de estados que están cerca de vivir una crisis de agua y agotar este recurso.

Un estudio realizado  World Resources Institute (WRI) señala que en los valores de México por entidad, Nuevo León ocupa un “estrés hídrico muy alto” pues se ubica en el lugar número 12 de 32 con un total de 4.4, del máximo que es 5. Es decir que es de las entidades que está más cerca de alcanzar el “Día Cero”, es decir, quedarse sin agua.

En dicho estudio se señala que las razones de esta crisis, que ya empieza a suceder en diversos países, son más profundas que la sequía. WRI descubrió que esto se presenta debido a que las extracciones de agua en todo el mundo se han duplicado desde la década de 1960 debido a la creciente demanda, y no muestran signos de desaceleración.

Incluso Agua y Drenaje de Monterrey ha señalado que el abasto para el estado es mayor del que se tiene capacidad de   las presas que existen actualmente.

Por ello WRI señala que es importante que los países actúen y busquen soluciones al crecimiento de la población, al desarrollo socio económico y a la urbanización, pues aumentan la demanda de agua.

Aunque este es un problema grave que está afectando a diversos países, no todo está perdido, pues existen algunas medidas con las que se puede empezar a trabajar para reducir el “estrés hídrico”.

WRI menciona que una de ellas es aumentar la eficiencia agrícola, señalan que es necesario hacer que cada gota de agua rinda apropiadamente. Por lo que en está medida se recomienda que los agricultores vean la forma de usar semillas que requieren menos agua y mejorar sus técnicas de riego mediante formas de precisión en lugar de inundar sus campos.

La segunda es invertir en infraestructura gris y verde, en esta medida se busca que tuberías, plantas de tratamiento, humedales y cuencas sanas puedan funcionar en conjunto y combatan los problemas tanto del suministro como de la calidad del agua.

Otra de las acciones a las que invita el WRI es tratar, reutilizar y reciclar, pues esto crea una “nueva” fuente de agua. Señala que en las aguas residuales hay recursos útiles que se pueden cosechar para ayudar a reducir los costos del tratamiento del agua.

Comentarios imagen
OpenA