icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Le aparece negro pasado a responsable del cierre del penal del Topo Chico

Octubre 04, 2019 / Alberto Vásquez / MONTERREY Eduardo Guerrero ha sido acusado de recibir millones del 'Chapo' para ayudarlo en otra fuga
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

El gobierno de Nuevo León ha presumido públicamente a Eduardo Guerrero Durán como el “experto penitenciario” que coordinó el cierre “pacífico” del penal del Topo Chico, tras 76 años de “terror”. Pero lo que no dijo fue que este asesor enfrenta fuertes cuestionamientos.

Y es que el 23 de enero de 2019 la revista Eje Central dio a conocer que el 13 de enero el capo Dámaso López Núñez, alias “El Licenciado”, acusó al funcionario nuevoleonés de recibir un soborno de $2 millones de dólares de la familia de Joaquín “El Chapo” Guzmán para permitir que éste pudiera fugarse por tercera ocasión.

En la publicación se indicó que, ante un jurado de una corte de Nueva York, “El Licenciado” acusó a Emma Coronel, esposa de Guzmán Loera, de dar el millonario soborno a Guerrero Durán para que permitiera una tercera fuga, pues era el jefe de las cárceles federales al ser el Comisionado Nacional del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (OADPRS) de la Secretaría de Gobernación.

López Núñez aseguró que en ese tercer plan de fuga, Emma Coronel desembolsó $2 millones de dólares para que el encargado de los penales permitiera que Joaquín Guzmán se volviera a fugar del Altiplano, pero aun con el pago, del cual no precisó si se hizo o no, “El Chapo” se mantuvo en prisión, indica el artículo del periodista Jonathan Nácar.

Guzmán Loera se fugó del penal del Altiplano, Estado de México, el 11 de julio de 2015 y fue recapturado el 8 de enero de 2016; luego, el 7 de mayo de ese año, fue llevado del Altiplano al penal de Ciudad Juárez, Chihuahua, y finalmente fue extraditado a Estados Unidos el 20 de enero de 2017.

En tanto, Guerrero Durán fue el responsable de los penales federales del 9 de septiembre de 2015 al 7 de octubre de 2017.

El pasado 17 de julio, ya como asesor del “Bronco”, Guerrero Durán confirmó a Notimex que Joaquín Guzmán sí planeaba una tercera fuga, para lo cual su gente cavaba otro túnel, pero no habló sobre las señalamientos que según Eje Central hizo “El Licenciado” de que él estaba de acuerdo a cambio de $2 millones de dólares.

Jefe del Grupo Sonora o Chihuahua

En sendas entrevistas dadas a raíz del cierre del Topo Chico, Guerrero Durán ha presumido que ya se acabó el autogobierno en los penales de Nuevo León y el cobro de cuotas es asunto del pasado.

Sin embargo, familiares de internos dijeron a El Horizonte que ahora los cobros los hacen los integrantes del “Grupo Sonora o Chihuahua”, los cuales son parte del equipo que trajo el funcionario para orquestar la “pacificación” de los penales del estado.

“Salió lo mismo con los traslados, ‘Los Chihuahuas’ nos cobran por todo; antes ya sabíamos cómo estaba todo porque adentro se realizaban los cobros, pero ahora, los internos no pueden tener nada, porque ya por todo les cobran.

“Te dan un número de tarjeta Saldazo para que les deposites, pero seguido las están cambiando” explicó la mujer quien visita a su yerno ahora en el penal de Apodaca.

Los cobros de los “Chihuahuas” van de los $30 a $200 pesos, dependiendo del artículo que pretendan pasar.

“Si queremos pasar un abanico tenemos que pagar de $150 a $200 pesos, los dejamos en la aduana; un jabón, una pasta o un desodorante, cepillos de dientes y esos artículos de limpieza personal, pagas de $30 a $50 pesos por cada producto; incluso por salir cobran $50 pesos”, agregó la mujer.

Guerrero Durán es originario de Sonora y de 2010 a 2015, antes de llegar a los penales federales, fue fiscal de Ejecución de Penas en la gestión del ahora exgobernador de Chihuahua y prófugo de la justicia, César Duarte.

De hecho, en ese lapso fue cuando él y sus colaboradores fueron bautizados como “Grupo Sonora”, según un amplio reportaje publicado por la revista Proceso el 26 de febrero de 2016, el cual titularon como “El Carcelero de Turbio Historial”.

Acusado de negligencia en la IP

Guerrero Durán participó en empresas privadas de seguridad en las que también cuenta con señalamientos de negligencia.

Eduardo Guerrero formó parte de la empresa Safe It, con razón social Seguridad Privada y Vigilancia del Bravo”, a la cual se le pagaron $1.5 millones de pesos para asignar 80 guardias privados al evento Festival Aeroshow, organizado por Espectáculos extremos de Chihuahua y el ayuntamiento de Chihuahua el 5 de octubre de 2013.

En esa ocasión, un monster truck embistió a 100 personas, de las cuales murieron nueve.

En la averiguación 15822/2013 de la Fiscalía de Chihuahua se estableció que la empresa sólo asignó 29 guardias de seguridad, pero se desconoce si hubo sanción para Guerrero Durán.

Comentarios imagen
OpenA