OpenA
icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

El Yuki en Nuevo León lo "bautizó" un japonés, ¿de quién se trata? Aquí te contamos

Abril 29, 2021 / Sharai Rocha / MONTERREY Daniel Furukawa, nos cuenta la historia de su abuelo Don Jose Maria (Kishiro) Furukawa Kameyama, el hombre japonés que llegó en 1907 en busca de una mejor vida en América
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin
SD  |  HD   
//video.elhorizonte.mx/eh_videos/noticias/3040000/3042493_yuki1.mp4

El Yuki en Nuevo León lo "bautizó" un japonés, ¿de quién se trata? Aquí te contamos


Daniel Furukawa, nos cuenta la historia de su abuelo Don Jose Maria (Kishiro) Furukawa Kameyama, el hombre japonés que llegó en 1907 en busca de una mejor vida en América

MONTERREY.- Cuando un regio dice "vamos por un Yuki", lo único que desea es beber algo completamente refrescante por las altas temperaturas de Nuevo León en verano, sin embargo, muy pocos saben el origen del nombre de tan deliciosa golosina. 

'Granizado' en Yucatán, 'Trole' o 'Trolebús' en la CDMX, 'Raspado' en otras entidades de la República, 'Yuki' en Monterrey, pudiera decirse que son parecidos, hielo raspado de una barra de agua sólida para después ser endulzados con jarabes frutales. 

A diferencia del Yuki que conocemos ahora en Monterrey, en los años treintas, Jose Maria (Kishiro) Furukawa Kameyama, había traído máquinas especiales para hacer y vender kakigoris en la entidad, bautizando dicha golosina proveniente de Japón, como: Yuki.

¿QUÉ ES UN YUKI?

- Yuki (significa nieve en Japonés) o Kakigori (como es más conocido en Japón), es un postre muy popular que se consume en festivales, playas y restaurantes durante el verano en el país oriental.

- Se cree que el origen de este postre se remonta a mediados de la era Heian (794-1785).

- Entre los sabores más populares están el de: limón, fresa, melón, uva y té verde.

EL DÍA DEL KAKIGORI:

Incluso el Kakigori, tiene un día festivo al año, que se celebra el 25 de julio. Esto se debió a que el 25 de julio de 1933 fue considerado el día más caluroso de Japón, llegando a los 40 grados, por lo tanto, era ideal tomar dicha bebida.

EL ORIGEN DEL YUKI EN NUEVO LEÓN:

Daniel Furukawa, presidente de la Asociación México Japonesa del Noreste, contó en exclusiva para INFO7, la historia de su abuelo Don Jose Maria (Kishiro) Furukawa Kameyama, el hombre japonés que llegó a México para hacer historia.

Furukawa, platicó que durante el Porfiriato, la atracción de inversión extranjera a México, para el desarrollo, era muy fuerte a principios del siglo XX, ya que estaba la construcción de vías férreas, los ingenios azucareros, las minas, la industria, entre otros movimientos económicos. Al no haber suficiente mano de obra en México y una crisis económica en Japón, después de que terminó la guerra contra Rusia, muchos japoneses apostaron por encontrar una mejor vida en América. 

"Hubo cerca de 10 mil de migrantes japoneses que fueron atraídos 'con engaños' a México (entre ellos su abuelo), muchos creían que venían a Estados Unidos", comentó Daniel.

"Les decían que aquí iban a venir a vivir a un lugar extraordinario, les mostraban fotografías (a los japoneses) de las casas con jardines, bien bonitas. Y llegaban y los metían a los ingenios azucareros y no tenían ni tejaban. Se morían de enfermedades, no tenían comida, no tenían agua, no tenían sanitarios, y si huían del campamento los mataban, eran condiciones de esclavitud", contó, resaltando que la mayoría de los japoneses sí cumplieron con sus contratos y se cree que de esos 10 mil japoneses, al menos dos mil 500 se quedaron en México. 

"La realidad es que hubo muchos japoneses que se murieron en las explosiones de las minas en la región carbonífera en varios de los pueblos de Las Esperanzas, Coahuila. Ahí en el cementerio municipal hay una fosa común que se cree que hay más de 200 japoneses enterrados y nadie los menciona, no aparecen en los libros", expresó.

(Cortesía de Daniel Furukawa)

Tiempo después... cerca de 4 mil japoneses se quedaron en la región carbonífera en Coahuila:

"Después de que terminaron de construir la vías del ferrocarril, ¿pues los japoneses qué hacían? ¡Vámonos a las minas!, con los ingenios azucareros estaban las condiciones muy difíciles y decían que acá en las minas estaban mejor. Por ello en Coahuila hay al menos 50 familias de origen japonés, más de dos mil descendientes de Japón", contó.

"En Nueva Rosita, Coahuila, todavía existe la nevería Alaska. Esa nevería la fundó un japonés y todavía los descendientes de esa familia, siguen operando la nevería", dijo.

ASÍ INICIÓ LA VENTA DE YUKIS: 

Fue el 7 de diciembre de 1941 cuando Japón atacó a Pearl Harbor, una ofensiva militar sorpresiva efectuada por la Armada Imperial Japonesa contra la base naval de los Estados Unidos.

"Estados Unidos, por eso concentra a los japoneses en campos de concentración, de hecho hay películas que hablan del tema y le pidieron a México que hiciera lo mismo", comentó.

"Yo me lleno de orgullo de ser de Monterrey, porque Nuevo León cuidó a sus japoneses en aquellos años", cuando fue la persecución japonesa en México durante la Segunda Guerra Mundial, y cuando el estado ayudó (posiblemente el gobernador Arturo B. de la Garza, 1943-1949) ha que no fueran concentrados durante la visita de Theodore Roosevelt (Presidente 26.º de los Estados Unidos), al estado.

"Una japonesa investigadora, investigó en el Archivo General de la Nación Mexicana, y encontró unas cartas, de la investigación de mi abuelito, donde el gobernador de Nuevo León extendió una carta a la Secretaría de Gobernación para que no fuera concentrado, que era una persona honorable, una persona que tenía un buen modo de vivir, que no representaban un peligro y que solicitaban que se quedara y que le permitieran seguir viviendo en Monterrey, en tal dirección", relató. 

"El tema de Japón, México y Estados Unidos, es una historia larguísima, tiene muchos matices. Y yo estoy muy orgulloso del gobernador de Nuevo León, sea quien sea, me dan ganas de poner una foto de él aquí y agradecerle a su familia porque protegieron a nuestros ancestros. Sino nos hubiera protegido, a lo mejor no estaríamos aquí", agregó.

Además comentó que tras estos hechos, muchas vidas de los japoneses cambiaron y muchas fortunas se perdieron a causa de las concentraciones en la Ciudad de México y los pocos negocios "quebraron".

"Los japoneses de esa época tuvieron que iniciar y reiniciar sus vidas, entonces una forma de sobregiró pues fue vender Yukis en la Alameda, vender helados en la calle".

"Los japoneses de esa época tuvieron que iniciar y reiniciar sus vidas, entonces una forma de sobrevivir, pues fue vender Yukis en la Alameda, vender helados en la calle".

"Mi abuelo compró primero un tejabán, para poner una tiendita de abarrotes, luego fue creciendo, después un estaquillo hasta que se convirtió un en una tienda grande, ya con la tienda les fue mejor", agregó. 

"A la gente de ese entonces le gustaban mucho (los Yukis) y por eso se popularizó. Al desaparecer las máquinas, pues la gente empezó a buscar otra forma de elaborarlos", dijo.

"Sé que mi abuelo trajo máquina para hacer Yuki, pero no fue el único, porque es imposible que uno solo haya hecho tan famoso el Yuki en toda la República. Hubo otros japoneses que también traían máquinas. Estamos hablando de unos ocho o 10 japoneses que trajeron máquinas", agregó.

(La máquina que se ve en el video, es una réplica a la versión antigua de yukeras, y Daniel Furukawa, contó que la consiguió en Japón, hace dos años)

"Las máquinas originales de Japón, porque no era cualquier máquina, el Yuki tenía su chiste, porque seguramente los Yukis que probamos ahora no son iguales. Por qué, porque las navajas no son iguales, la forma de hacerlo no es igual. Entonces empezaron a moler el hielo y raspar el hielo de otras maneras y le ponían saborizantes, pero ese Yuki aunque es muy parecido al original, no es el original", dijo.

AÑOS DESPUÉS... LA VENTA DE YUKIS, TERMINÓ 

Al darse cuenta de que la venta de Yukis era una negocio de poco ingreso, decidieron dejar la venta.

"Y la historia de los Yukis se fue desapareciendo porque era una actividad económica de poco ingreso, como vender paletas o vender nieves en la calle, pues no sostienes a una familia", comentó.

"En Japón ya tampoco se hacen así los Yukis, ya la nieve lo hace una máquina eléctrica", agregó.

PIENSA EN VOLVER A VENDER YUKIS COMO SU ABUELO 

Daniel Furukawa, contó que debido a la falta de eventos y festivales por la pandemia por Covid-19, no ha podido emprender el negocio como quisiera.

"He tenido ganas de vender Yukis, y hemos vendido Yukis en los festivales y la gente los compra y les gustan mucho", dijo.

"No conservamos las máquinas originales de mi abuelo, pero sí sus historias", agregó.

(Daniel Furukawa junto a su hija Alisson Furukawa en la Asociación México Japonesa del Noreste. Foto: Sharai Rocha)

(La historia de Don Jose Maria (Kishiro) Furukawa Kameyama, también es conocida en Japón. Daniel Furukawa, platicó con un medio japonés en 2018)

Actualmente Daniel Furukawa, está al frente de la Asociación México Japonesa del Noreste, lugar donde imparten clases de: Ikebana (arreglos florales), Karate, idioma japonés, manga, origami, comida japonesa, entre otras actividades con la finalidad de incrementar las relaciones socio-culturales entre México y Japón.

Festival entrante es el 5 de mayo, el Día del Niño en Japón. 

Comenta si te gustaría que te contemos cómo se llevan a cabo los festivales japoneses en Nuevo León.

GALERÍA:

(Cortesía de Daniel Furukawa. Kishiro Furukawa junto a su familia en el año 1926)

(Cortesía de Daniel Furukawa. Familia Furukawa en el año 1936)

 (Cortesía de Daniel Furukawa. Kishiro Furukawa, migró en 1907 a México) 

(Cortesía de Daniel Furukawa. "Yoshinosuke Furukawa es mi bisabuelo (él se quedó en Japón)", dijo).

Comentarios imagen
OpenA