icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Trump anuncia el fin del toque de queda en Tulsa antes de su mitin masivo

Junio 19, 2020 / EFE / MONTERREY El presidente de EUA, Donald Trump, afirmó este viernes que el ayuntamiento de Tulsa, Oklahoma,ha cancelado sus planes de imponer un toque de queda nocturno, que habría expulsado del centro de la ciudad a decenas de seguidores del mandatario que acampan desde hace días para verle en un mitin
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

El anuncio llegó menos de 24 horas después de que el alcalde de Tulsa, el republicano George T. Bynum, anunciara que implementaría ese toque de queda nocturno cada noche desde el jueves hasta el sábado, cuando Trump protagonizará un mitin multitudinario que desafía las recomendaciones de su propio Gobierno sobre la pandemia.

"Acabo de hablar con el enormemente respetado alcalde de Tulsa, G. T. Bynum, que me ha informado de que no habrá toque de queda esta noche ni la noche de mañana para nuestros muchos simpatizantes que asistirán al mitin de #MAGA (siglas del lema electoral "Hacer a Estados Unidos grande de nuevo"). ¡Disfruten!", tuiteó Trump.

Decenas de simpatizantes de Trump acampan desde el lunes en los alrededores del BOK Center, el estadio cubierto de Tulsa con capacidad para 19.000 personas, en el que tendrá lugar este sábado el primer mitin del mandatario en más de tres meses, desde que comenzó la pandemia de la COVID-19.

El mitin se produce en medio de fuertes tensiones relacionadas con la postura del mandatario ante la ola de protestas contra el racismo que vive EE.UU., y ese clima llevó al alcalde de Tulsa a declarar este jueves una "emergencia civil" en la ciudad.

Bynum aseguró que había recibido informes de que "personas de grupos organizados que han estado involucrados en comportamientos destructivos y violentos en otros estados planean viajar a Tulsa para causar disturbios en los alrededores del mitin".

Trump respondió a esa información con una amenaza a los manifestantes, a los que en las últimas semanas ha tachado de "anarquistas" e incluso "terroristas", sin distinguir entre quienes protestan pacíficamente y los que han participado en los saqueos o disturbios aislados que marcaron los primeros días del movimiento.

"A cualquier manifestante, anarquista, agitador, saqueador o vida triste que venga a Oklahoma, entienda esto: no serás tratado como lo fuiste en Nueva York, Seattle o Mineápolis. ¡Será una escena muy distinta!", escribió Trump en Twitter la mañana del viernes.

Este sábado se esperan al menos dos protestas en Tulsa contra Trump, que generó una fuerte polémica al programar su vuelta a la campaña en esa ciudad, que en 1921 fue escenario de una brutal masacre en la que murieron hasta 300 negros a manos de grupos blancos.

Además, Trump programó el mitin originalmente para este viernes, una fecha muy importante para los afroamericanos y conocida como "Juneteenth", en la que se conmemora la abolición de la esclavitud en Estados Unidos.

Numerosos políticos y activistas afroamericanos acusaron a Trump de guiñar el ojo a los supremacistas blancos al elegir esa fecha y lugar para su mitin, y aunque la campaña del mandatario cambió luego la fecha hasta el sábado, no ha logrado borrar la sensación de muchos negros de que estaba insultándoles en plena ola de protestas.

La Policía de Tulsa había confirmado este viernes que obligaría a los simpatizantes de Trump a desalojar por la noche los alrededores del estadio BOK, en los que han acampado para lograr un buen sitio en el mitin el sábado, pero la presión del mandatario al alcalde pareció surtir efecto para que les dejen quedarse.

Comentarios imagen
OpenA