OpenA
icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Tras compras de pánico, empieza el desabasto en gasolineras de Carolina del Norte

Mayo 12, 2021 / Israel Rubio / MONTERREY El 25% de las estaciones de servicio en ese estado se queda sin gasolina este miércoles; declara gobernador estado de emergencia por tema de desabasto
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

Luego de las compras de pánico de combustible registradas desde el lunes en varios estados de Estados Unidos, este miércoles alrededor del 24.8% de las 5,273 estaciones de servicio de Carolina del Norte se quedaron sin combustible desde las 6 de la mañana, según GasBuddy, empresa de servicio de viajes y navegación que hace un seguimiento de los precios y la disponibilidad.

El monitoreo incluyó el 71% de las estaciones en Charlotte y sus alrededores, en Carolina del Norte.

Esta cifra es la más alta entre los estados afectados por la desconexión de la empresa Colonial Pipeline, que lidia con un ciberataque contra sus sistemas informáticos de distribución.

Aproximadamente el 15 por ciento de las 3,880 estaciones de Virginia y 6,369 estaciones de Georgia estaban sin combustible este miércoles, y el 13 por ciento de las estaciones de Carolina del Sur también estaban sin combustible, según el monitoreador GasBuddy.

Entre el 1.8% y el 4% de las estaciones de Florida, Maryland, Tennessee y Alabama no podían atender a los clientes por problemas de suministro.

Las áreas metropolitanas de estos estados son las que más escasez de combustible han sufrido, ya que la gente ve las filas en los surtidores y se une a ellas, dijo Patrick De Haan, analista de GasBuddy.

Pero Haan pide calma a la población.

“Intente relajarse durante un par de días”, dijo De Haan. “Realmente no hay ninguna razón por la que la gente tenga que salir corriendo a llenar su tanque”.

Los precios han superado los 3 dólares por galón esta semana, y se espera que sigan aumentando.

Los expertos afirman que el aumento se debe a la mayor demanda tras el cierre de los gasoductos, incluso por los preparativos de los consumidores que se van de viaje o se preparan para las vacaciones de verano.

A medida que los estadounidenses se apresuran a llenar sus tanques, cada vez más estaciones están teniendo que poner bolsas sobre sus bombas para señalar que el producto está agotado.

Los expertos piden a la gente que no entre en pánico de comprar y dicen que los problemas de distribución deberían resolverse en breve.

“Intente relajarse durante un par de días”, dijo De Haan. “Realmente no hay ninguna razón por la que la gente tenga que salir corriendo a llenar su tanque”.

Comentarios imagen
OpenA