icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Suecia decide no 'quedarse en la casa'

Abril 12, 2020 / Adrián Navarro / MONTERREY El país fue uno de los pocos que prefirió enfrentar la epidemia para cuidar su economía
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

Suecia le está presentando al mundo un ‘‘modelo alternativo’’ de cómo combatir el coronavirus, que cuida la salud pero también cuida la economía; y es que es uno de los pocos países que se atrevió a aplicar una política de libertad civil y laboral para enfrentar la epidemia

El país nórdico, no ha cerrado negocios ni industria y lo único que ha realizado es proteger a las personas vulnerables del COVID-19, como lo son las de la tercera edad y quienes padezcan alguna enfermedad.

Sus acciones contrastan con lo realizado en Estados Unidos y México, en donde su economía se ha colapsado debido a la cuarentena ordenada por los respectivos gobiernos.

A diferencia de Suecia, en Estados Unidos los empleos perdidos hasta esta última semana suman 17 millones de plazas. 

Por su parte, en México la Secretaría de Economía reveló que se han perdido, en sólo tres semanas de contingencia sanitaria, 347,000 plazas. En Suecia prácticamente el desempleo no ha crecido.

“La estrategia del gobierno sueco es inhibir la propagación del virus, proteger a los grupos vulnerables y no sobrecargar el sistema de salud, pero al mismo tiempo el gobierno quiere reducir las consecuencias económicas y (proteger) a nuestras industrias con diferentes paquetes de estímulo del Ministerio de Finanzas”, comentó Maja Fjaestad, viceministra de Salud de Suecia.

La vida en Suecia sigue normal, se permite turismo local y nacional, además los campos para esquiar son de los más concurridos.

Guarderías y escuelas básicas siguen abiertas, las secundarias y universidades están cerradas; los negocios como cafeterías, restaurantes, comercios en pequeño siguen abiertos y solo se pide aplicar la sana distancia. 

La única prohibición que puso el gobierno del primer ministro Stefan Löfven fue la reunión o aglomeración de más de 500 personas. 

DIFERENCIAS 

Una de las primeras medidas de Estados Unidos fue adelantar las vacaciones de la Pascua dos semanas y el cierre de escuelas básicas y universidades; luego el gobierno federal ordenó el cierre de industrias y negocios no esenciales.

México también adelantó en marzo las vacaciones de Semana Santa y ordenó, vía la Secretaría de Salud, el cierre de negocios no esenciales hasta nuevo aviso.

Comentarios imagen
OpenA