icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima

Posible desabasto de combustible en Portugal por huelga de camioneros

Agosto 14, 2019 / AP / MONTERREY Un sindicato que representa a conductores de camiones cisterna en huelga anunciara que desafiará una orden del gobierno de que presten servicios mínimos a las gasolineras
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin
COMENTARIOS 0
imagen
imagen

Portugal se preparó el miércoles para un posible desabastecimiento de combustible, después de que un sindicato que representa a conductores de camiones cisterna en huelga anunciara que desafiará una orden del gobierno de que presten servicios mínimos a las gasolineras, una decisión que podría suponer penas de prisión.

La decisión avivó el temor a que las gasolineras no tarden en quedarse sin combustible y agravó la tensión política a menos de dos meses para las elecciones generales.

En un primer momento no estaba claro si los camioneros seguirían la llamada del Sindicato Nacional de Conductores de Materiales Peligrosos, que representa a unos 750 de los 900 conductores de camiones cisterna.

Medios portugueses indicaron que ningún camión cargó en un importante depósito en el norte del país, aunque los conductores en otro depósito al sur parecían cumplir la orden del gobierno.

Portugal ya raciona el combustible debido a la huelga iniciada hace tres días. La huelga coincide con el cénit de la temporada turística y con la cosecha de cultivos de verano como los tomates.

Anticipándose a un desabastecimiento, el gobierno socialista de centroizquierda exigió antes de la huelga que los camioneros prestaran servicios mínimos, que incluirían a servicios de emergencias y aeropuertos.

El ejecutivo también insistió en que se mantuvieran el 75% de los repartos de combustible para servicios de transporte público y el 50% para gasolineras para no paralizar el país. También soldados y policías han hecho entregas de combustible.

Las autoridades concluyeron el lunes que los huelguistas no estaban cumpliendo los servicios mínimos estipulados, de modo que activaron una ley poco utilizada que convierte el incumplimiento de esos servicios en un delito penado con hasta dos años de prisión.

Después de que 11 camioneros recibieran notificaciones oficiales por supuesto incumplimiento con la orden, el portavoz sindical Pedro Pardal Henriques anunció el miércoles que ningún camionero trabajaría.

“No harán nada”, dijo en una línea de piquetes. “Necesitarán muchos autobuses para que vengan y se nos lleven a todos”.

Los conductores reclaman subidas escalonadas en los próximos tres años de sus salarios y complementos. Quieren que su salario básico pase de 630 euros (705 dólares) mensuales a 900 euros (1.007 dólares) para 2022.

Los empleadores dicen que no pueden permitirse ese aumento y que no volverán a la mesa de negociaciones mientras dure la huelga. El sindicato de camioneros indicó que no podría fin a los paros hasta que se retomaran las conversaciones.

Comentarios imagen
OpenA