OpenA
icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Origen del Covid-19: ¿por qué pasó de ‘teoría de conspiración’ a ser línea de investigación?

Mayo 28, 2021 / Fernando Robles / MONTERREY Una serie de eventos han provocado que la teoría de que el Covid-19 fue fabricado en laboratorios chinos se convirtiera en hipótesis.
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

El epicentro de la pandemia por Covid-19 fue la ciudad de Wuhan, China; y múltiples teorías surgieron respecto al origen de esta variante de coronavirus: en un principio se creía firmemente que pudo haber estado relacionado con el tipo de alimentación que la comunidad tiene cotidianamente.

Sin embargo, una de estas teorías apuntaba a que el Covid-19 pudo ser fabricado en un laboratorio, advirtiendo que China tenía conocimiento sobre la crisis que se aproximaba.

Pero poco a poco esta hipótesis fue descartada y sobre todo descalificada: miembros del partido demócrata, así como los medios de comunicación afines a éste, señalaban de "xenófobos" a todas aquellas personas que se tomaban en serio esta idea.

Incluso, el ex presidente de Estados Unidos Donald J. Trump pidió en su momento que el gobierno chino explicara más sobre los primeros doctores que fueron reportados con síntomas característicos de la enfermedad, entre otras cosas.

No obstante, las big-tech, así como varias televisoras y medios escritos, aseguraron que la petición de Trump era un discurso de odio contra la comunidad asiática.

Incluso Joe Biden, al recibir la presidencia estadounidense, continuó asegurando que culpar a los laboratorios chinos por la pandemia y el Dr. Fauci se sumó a esta narrativa.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud, a principios de 2021 formó un grupo de investigadores con la intención de hacer equipo con científicos chinos e indagar sobre el origen del Covid-19; y sin una conclusión definitiva, anunciaron que era "extremadamente improbable" que hubiera surgido en un laboratorio.

Sin embargo, cayendo en una gigante contradicción, y sin mencionar a aquellos personajes que originalmente habían tomando en serio esta "teoría de conspiración", Joe Biden ha ordenado que la inteligencia estadounidense "redoble esfuerzos" para encontrar el origen verdadero de la pandemia.

Y ha girado la instrucción de seguir la línea de investigación que por tanto tiempo descalificó.

¿Por qué?

El Covid-19 se detectó primero en Wuhan a finales del 2019, y para abril de 2020 surgieron unos reportes del departamento de Estado de EEUU en los que se mostraba preocupación por la bioseguridad desde tiempo atrás.

Aunado a ello, el reporte que entregó la OMS fue recibido con escepticismo por un sector de la comunidad científica, tomando en cuenta además que Pekín limitó bastante el flujo de la investigación.

El 14 de mayo, 18 científicos de universidades como Harvard, Yale, Stanford y Cambridge, enviaron una carta a la revista Science, y en ella cuestionaban los resultados de la operación de la OMS y China, por lo que exigían una "investigación apropiada".

Sumado a esto, The Wall Street Journal publicó un artículo bastado en informes de inteligencia, en la que tres investigadores del Instituto de Virología de Wuhan ingresaron a un hospital en noviembre de 2019 con síntomas claros de Covid-19; sin embargo, las autoridades chinas callaron sobre el hecho.

El laboratorio donde laboraban estos tres primeros científicos presuntamente infectados, está muy cerca del mercado de Huanan, que ha sido catalogado como el primer foco de infecciones.

La hipótesis, antes "teoría de conspiración", sugiere que el virus saltó del laboratorio al mercado, y a partir de ahí comenzó su expansión.

Regresando al Dr. Anhony Fauci, asesor médico de la Casa Blanca y uno de los principales detractores de esta teoría, admitió el lunes que "ya no está seguro" de que este nuevo coronavirus haya surgido de manera natural, como él había insistido por meses.

Pero quizá la evidencia más sólida por la que la teoría se está tomando en serio finalmente, es que el mismo The Wall Street Journal reveló que en 2012, seis trabajadores de una mina en Yunnan se enfermaron mientras limpiaban heces de murciélago; tres de ellos fallecieron.

Y el Insituto de Virología de Wuhan envío un equipo para que recogieran muestras de los murciélagos de esta mina e investigaran sobre ello, lo que encontraron fueron varios tipos de nuevos coronavirus.

Si bien los elementos presentados hasta el momento no son concluyentes, sí han provocado que la comunidad científica exija que se profundice en la investigación, además de que Biden y Fauci reculen y terminen reconociendo que la administración anterior tenía razón en al menos la duda razonable.

Inlcuso Facebook, que desde principios de año había estado censurando publicaciones y noticias que sugirieran que el Covid-19 fue fabricado, ha tenido que recular en su decisión.

Con información de BBC.

 

Comentarios imagen
OpenA