OpenA
icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Mujeres perderán libertades con el regreso de los talibanes a Afganistán

Agosto 16, 2021 - 08:48 p.m. / Brenda González / MONTERREY Con el regreso de los talibanes a Afganistán, se viene una serie de prohibiciones extremas para las mujeres, quienes perderán su libertad y sus derechos.
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

Con la conquista de Afganistán por parte de los talibanes la realidad de ese país cambiará drásticamente, y una de las mayores afectadas serán las mujeres.

Desde el domingo que tomaron el control de la capital, Kabul, se comenzaron a cubrir con pintura los anuncios en donde aparecen modelos mujeres.

Este es solo un pequeño ejemplo de lo que les espera a aquellas que no logren salir de esa región, ya que para ellos, las mujeres no existen.

¿Qué no pueden hacer las mujeres en Afganistán? 

 

Hay una completa prohibición del trabajo femenino fuera de sus hogares, solo unas pocas doctoras y enfermeras tienen permitido trabajar en algunos hospitales.

Tampoco pueden salir de casa sin ser acompañadas por su “mahram”, parentesco cercano masculino como padre, hermano o marido, y tienen que llevar un largo velo (burqa) que las cubra de la cabeza a los pies.

Sino cumplen con esta exigencia, recibirán azotes, palizas y abusos verbales.

Las mujeres tienen prohibido ser tratadas por doctores masculinos, ni pueden acudir a las escuelas, universidades o cualquier institución educativa, de hecho, los talibán convirtieron las escuelas para chicas en seminarios religiosos.

Algo tan común y tan femenino como utilizar cosméticos o pintarse las uñas también está prohibido, a algunas mujeres les han amputado sus dedos por no seguir esta regla.

Incluso, es común que ocurran lapidaciones si es que las mujeres mantienen relaciones sexuales fuera del matrimonio.

Para los talibanes las mujeres no existen, por lo que tienen prohibido reírse en voz alta o llevar tacones, pues los hombres no deben escuchar su voz ni oír sus pasos.

Además, no deben hablar o estrechar las manos a los varones, o tener presencia en la radio, la televisión o reuniones publicas de cualquier tipo.

Está prohibido que las mujeres lleven ropa de colores vistosos, pues para los talibanes, se trata de colores sexualmente atractivos.

El más reciente ejemplo de esta prohibición es el de la reportera de CNN, Clarissa Ward, quien se encuentra cubriendo el conflicto, ya que tuvo que cambiar por completo su manera de vestir.

Hace unos días, durante su participación en los noticieros, se le veía en manga corta, con un pañuelo al cuello y el pelo descubierto.

Sin embargo, a menos de 24 horas de la llegada de los extremistas, la periodista tuvo que modificar su atuendo; ahora se le ve con  un “niqab” totalmente de negro, con el cual solo puede mostrar su rostro.

Entre otras prohibiciones se encuentra el montar en bicicletas o motocicletas, asomarse a los balcones, acceder a baños públicos, o mantener las ventanas abiertas, pues es mal visto que sean vistas desde afuera de sus hogares.

Estas son solo algunas de las restricciones que tienen que respetar las mujeres afganas con la llegada del llamado “Emirato Islámico de Afganistán”, las cuales desde el 2001 habían quedado en el olvido, luego de que la Alianza del Norte obligara a huir a los talibanes de aquel país.

Todas estas prohibiciones fueron dadas a conocer por la Asociación Revolucionaria de Mujeres de Afganistán, o RAWA, una organización afgana fundada en Kabul en 1977, que lucha por los derechos de las mujeres y por una sociedad laica y democrática.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Comentarios imagen
OpenA