icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima

Aprueban plan para liberar 750 millones de mosquitos genéticamente modificados

Agosto 20, 2020 / AP y CNN / MONTERREYEn algún momento del próximo año, se liberarán mosquitos genéticamente modificados en los Cayos de Florida con la idea de combatir enfermedades que se transmiten por picaduras de insectos, como el dengue y el zika
icon_facebookicon_twittericon_linkedin
imagenNota Foto AP/Felipe Dana, Archivo

El Distrito de Control de Mosquitos de los Cayos de Florida aprobó el plan esta semana y exige un proyecto piloto en 2021 que involucre al mosquito Aedes aegypti, que no es nativo del estado y transmite varias enfermedades a los humanos.

El plan de la compañía de biotecnología Oxitec es liberar millones de mosquitos machos genéticamente modificados para aparearse con las hembras que pican a los humanos porque necesitan la sangre. Los mosquitos machos, que no pican, contendrían un cambio genético en una proteína que impediría que sus crías puedan sobrevivir, reduciendo así a la población de insectos que transmiten enfermedades, en teoría.

Kevin Gorman, un científico de Oxitec, dijo el jueves en una entrevista telefónica desde Reino Unido que la compañía ha tenido éxito en proyectos de este tipo en las Islas Caimán y en Brasil.

"Ha ido muy bien", dijo Gorman. "Hemos liberado más de mil millones de nuestros mosquitos a lo largo de los años. No hay riesgo potencial para el medio ambiente o los seres humanos".

Oxitec menciona numerosos estudios de agencias gubernamentales de Estados Unidos —que van desde la Agencia de Protección Ambiental hasta los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades— que subrayan la seguridad del proyecto. Varias agencias gubernamentales de Florida también lo han aprobado.

Experimento Jurassic Park

Sin embargo, hay personas a las que les preocupa el uso de organismos modificados genéticamente, porque creen que se podrían alterar el equilibrio natural del planeta.

El plan ha contado con varias voces en contra, principalmente de residentes locales y diversos grupos de defensa del medio ambiente. "La administración ha usado dólares de impuestos y recursos del Gobierno para un experimento de Jurassic Park", afirmó Jaydee Hanson, la directora de políticas para el Centro Internacional para la Evaluación de Tecnología y el Centro para la Seguridad Alimentaria, en un comunicado publicado el pasado miércoles.

Además, Hanson declaró que no cuenta con las garantías ambientales: "¿Qué podría salir mal? No lo sabemos, porque la EPA (Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos) se negó ilegalmente a analizar seriamente los riesgos ambientales, (y) ahora sin una revisión adicional de los riesgos el experimento puede continuar", concluía la directora en un comunicado.


Comentarios imagen
OpenA