OpenA
icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Entra en vigor en Texas ley de aborto que protege vida desde el primer latido

Septiembre 01, 2021 - 05:27 p.m. / Adrián Navarro / MONTERREY Ciudadanos recibirán recompensa de 10,000 dólares por denunciar a quien o quienes practiquen o ayuden a un aborto; presidente Biden, médicos y demócratas combatirán ley texana.
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

Una nueva ley de Texas que prohíbe la mayoría de los abortos entró en vigor este 1 de septiembre, después de que la Corte Suprema no respondiera a una moción de urgencia que le pedía que la bloqueara.

El senador estatal Bryan Hughes, republicano que patrocinó esta iniciativa de ley, la califica como “la legislación provida más poderosa de la historia de Texas”, y dijo servirá de modelo para el país.

La Ley 8 del Senado (SB8), aprobada en mayo por el gobernador republicano Greg Abbott, prohíbe a los médicos realizar abortos si se detecta el latido cardíaco fetal, lo que usualmente ocurre a las seis semanas de gestación. Solo si no se detecta el latido, el médico puede realizar un aborto.

Lo que distingue a la ley de Texas es la manera inusual de aplicarla, pues en vez de dejar esa tarea a las autoridades, el estado deja a cualquier ciudadano la posibilidad de demandar a cualquier individuo o entidad que practique abortos, incluso a la persona que lleve a una mujer a la clínica.

Los ciudadanos particulares –excepto los que hayan dejado embarazada a una mujer por violación o incesto– pueden presentar demandas contra médicos, clínicas y cualquier persona que participe en un aborto que viole la ley.

Si alguien que haya presentado una demanda prevalece en su dicho, el estado le premiará con al menos 10,000 dólares por cada aborto que la persona acusada haya realizado, o ayudado a realizar.

De ser ratificada, la ley sería la restricción más severa a la terminación de embarazos; la Corte Suprema determinó en 1973 que el aborto es legal a nivel federal, pero en Texas a partir de este día es ilegal.

Biden promete combatir ley

El presidente Joe Biden criticó este miércoles la ley del estado de Texas que prohíbe el aborto a partir de la sexta semana de embarazo, la calificó como “extrema” y dijo que “viola flagrantemente” el derecho constitucional de la mujer a abortar.

“Hoy entró en vigor la ley SB8 de Texas. Esta ley extrema de Texas viola descaradamente el derecho constitucional establecido en el caso Roe vs. Wade y mantenido como precedente durante casi medio siglo”, dijo Biden en un comunicado.

Por lo menos otros 12 estados han aprobado leyes que prohíben los abortos de etapas tempranas, pero en todos los casos las normas han quedado en suspenso.

Médicos y demócratas se oponen legislación

La Corte Suprema no ha respondido a un pedido de suspender esa ley, la cual es objetada por algunos médicos y la mayoría de los legisladores y políticos demócratas de Texas.

Los opositores señalan que una mujer ni siquiera se ha percatado que está embarazada cuando sucede ese supuesto primer latido cardiaco.

Los médicos que han pedido la intervención de la Corte Suprema argumentan que la ley hará ilegal el 85 por ciento de los abortos y causaría el cierre de muchas clínicas.

La organización Planned Parenthood es una de muchas que ha cancelado todos los procedimientos de interrumpir un embarazo cuando han pasado seis semanas de la concepción del bebé.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Comentarios imagen
OpenA