OpenA
icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Emiratos y Baréin tienen las más altas tasas de vacunación antiCovid

Enero 10, 2021 / EFE / MONTERREY Los dos países árabes de están aplicando vacunas desarrolladas por la farmacéutica estatal china Sinopharm
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

Dubái.- La precoz aprobación de la vacuna china más avanzada de Sinopharm y una campaña de inmunización general han llevado a Emiratos Árabes Unidos (EAU) y a Baréin a situarse a la cabeza de las tasas de vacunación contra la COVID-19 más elevadas a nivel mundial, sólo superados por Israel.

Hasta este fin de semana, EAU había vacunado ya al 10,32 % de su población mientras que Baréin había hecho lo propio con el 4,32 %.

Ambos países del golfo Pérsico quedan lejos del casi 20 % que registra hasta ahora Israel, pero son aun así porcentajes muy superiores a los de sus inmediatos seguidores, Estados Unidos (2,02 %) y Reino Unido (1,94 %), según datos de OurWorldinData.org.

Esta web, que recopila los datos oficiales de cada país, refleja la ventaja que llevan estos dos pequeños países árabes respecto a las grandes economías del planeta.

Sin embargo, la clave detrás de esta ventaja está principalmente en que EAU y Baréin comenzaron a vacunar algunas semanas antes que el resto de los países, tras ser los primeros en aprobar una de las vacunas desarrolladas por la farmacéutica estatal china Sinopharm.

Esta vacuna tiene un mayor índice de efectividad que las aprobadas hasta ahora en los países europeos y en Estados Unidos y, además, estos países no le han dado aún el visto bueno porque Sinopharm no ha publicado apenas datos sobre la fase 3 de pruebas.

Los resultados, por lo tanto, no han podido ser avalados por publicaciones científicas independientes.

EAU y Baréin, que participaron en la fase de ensayos de esta vacuna, se adelantaron incluso a China en la aprobación de su uso para la población general.

En EAU la campaña de inmunización voluntaria comenzó el día 9 de diciembre y en Baréin una semana después, antes de que China otorgara la primera autorización a su comercialización, el último día de 2020.

Es más, los dos países árabes se anticiparon a la propia empresa fabricante en anunciar la eficacia de la vacuna, que señalaron es del 86 %. Sin embargo, cuando Sinopharm lo hizo el 31 de diciembre la situó en el 79,34 %.

En ninguno de los dos países, donde el acceso a la información está restringido y es arriesgado poner en duda la versión oficial de las autoridades, ambos gobiernos aseguran que la vacuna es segura.

Además, han incorporado a sus campañas la vacuna de Pfizer-BioNtech, la primera en ser validada por los países occidentales.

Baréin fue el segundo país del mundo, tras el Reino Unido, en aprobarla, el 4 de diciembre, dos días después de Londres, aunque tardó en recibir las primeras dosis, que comenzó a aplicar el 16 de ese mes, cinco días antes de que la Unión Europea le diera el visto bueno.

El emirato de Dubái comenzó a suministrarla el día 23 de diciembre, mientras que los demás emiratos distribuyen la de Sinopharm.

Tanto EAU como Baréin desarrollan intensas campañas para promover la vacunación y cualquiera de sus habitantes puede inscribirse para recibirla a través de páginas web, aplicaciones de móvil o, en el caso de EAU, con una llamada telefónica.

En Baréin, se puede elegir cuál de las dos vacunas recibir y no se prioriza a ningún sector; mientras que EAU, que se he propuesto vacunar a la mitad de la población para en el primer trimestre de 2021, da preferencia a los ancianos y pacientes con enfermedades crónicas.

Comentarios imagen
OpenA