icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Crean un ’chatbot’ para ayudar a víctimas de acoso sexual

Septiembre 25, 2019 / ADN 40 / MONTERREY El lanzamiento de este programa está previsto para 2020
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

La Universidad holandesa de Maastricht desarrolló el primer ‘chatbot’ destinado a víctimas de acoso y agresiones sexuales; los creadores aprovecharon el algoritmo de la inteligencia artificial y el aprendizaje automático para simular una conversación con una persona y ayudar a las personas que no se sientan a gusto contando su experiencia en voz alta.

El programa analiza el mensaje recibido por escrito, pregunta sobre la naturaleza, lugar y fecha del suceso, y al final, aconseja sobre la instancia a la que deben acudir (hospital, psicólogo, autoridades, entre otros).

El ‘chatbot’ pretende atender a los supervivientes de asaltos sexuales“porque los sociólogos que nos han asesorado señalan que no todo el mundo tiene fuerzas de revivir lo ocurrido ante otros”, señaló Jerry Spanakis, jefe del proyecto.

Afirmó que se trata que las víctimas se sientan seguros y no tengan vergüenza, de modo que los datos recabados y procesados son anónimos. “Tuvimos en cuenta la empatía, por supuesto, porque se trata de una máquina y no de un interlocutor humano, de modo que todavía estamos ajustando las preguntas a las historias, para que puedan recibir una contestación adecuada. Hemos empezado en inglés y luego lo haremos en neerlandés, aunque no descartamos otras lenguas”, dijo.

Una vez que la víctima teclea su historia, el lenguaje utilizado en dicho texto es procesado para poder diferenciar el tipo de agresión. Palabras similares, como gritar o grito, que expresan emociones fuertes, se colocan cerca para que el programa de software pueda entender las diferentes maneras de describir un ataque. Los algoritmos se encargan entonces de clasificarlas por orden de gravedad y tipo de agresión, para aconsejar luego a dónde acudir y la dirección correspondiente.

El lanzamiento de este programa está previsto para 2020 y se espera que su acceso sea libre a través de una web abierta y sin interés comercial. “Creo que también puede ser una herramienta útil para los departamentos de recursos humanos de las empresas. Por eso, entre los trabajos finales figura probar su eficacia con ayuda de víctimas de abusos, y el refuerzo de la seguridad, para evitar ataques cibernéticos”, concluyó Spanakis.

Comentarios imagen
OpenA