OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima

Aún no hay reemplazo para Evo Morales; senadora Adriana Salvatierra dice adiós

Noviembre 10, 2019 / Notimex / MONTERREYEl país boliviano esperaba que la senadora fuera quien asumiera el cargo de la presidencia tras la renuncia de Morales
icon_facebookicon_twittericon_linkedin

Como continuidad a una ola de renuncias cuyo fin no se vislumbra, la senadora Adriana Salvatierra renunció hoy a la presidencia del Senado, con lo cual la sucesión constitucional para ocupar la Presidencia boliviana queda en un estado incierto.

De acuerdo con las leyes de la nación andina, en caso de que el presidente y el vicepresidente del Estado Plurinacional no puedan ejercer, como ocurre en este momento tras las renuncias de Evo Morales y Álvaro García Linera, al frente del Ejecutivo quedaría quien fuera presidente de la Cámara de Senadores.

Adriana Salvatierra Arriaza, de 30 años, ostentaba ese puesto. En julio fue presidenta interina por cinco horas, mientras Morales y García Linera se encontraban fuera del país.

Sin embargo, al sumarse a la seguidilla de renuncias y abandonos de cargos gubernamentales y responsabilidades en el Movimiento al Socialismo (MAS), Salvatierra dejó envuelta en misterio la sucesión constitucional.

Según la Carta magna boliviana, en caso de que la o el presidente de la Cámara Alta renunciara al cargo de jefa de Estado, tendría que tomar el puesto el presidente de la Cámara de Diputados. En la mañana detentaba esa responsabilidad Vítor Borda, quien también renunció luego de que secuestraran a su hermano.

En caso de que ninguna persona quedara en el cargo presidencial, la ley marca la convocatoria a elecciones en menos de noventa días. El diario boliviano El Deber aseguró en un reporte que "será la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) la que convoque a una sesión urgente en las próximas horas para garantizar la institucionalidad en el país".

Salvatierra expresó en entrevista con Unitel que los partidarios del MAS quieren "que esta situación pare". "Resguardando la seguridad de nuestros compañeros, así como Evo y Álvaro, presento mi renuncia al cargo de presidenta del Senado", explicó, para luego manifestar que en estos días se gestó "un golpe de Estado" y "se quemó y violentó viviendas de los ministros y autoridades del MAS".

La expresidenta del Senado dijo abogar por que se halle una "salida pacífica para el país". "La Asamblea Legislativa definirá quien asume la presidencia en la Cámara Alta", subrayó.

Hasta este domingo, Bolivia fue gobernada durante casi 14 años por Evo Morales, quien se disponía a iniciar un nuevo mandato tras la elección del 20 de octubre.

Cuestionado por la Organización de Estados Americanos (OEA), dicho ejercicio electoral fue tildado por la oposición de fraudulento, lo que, unido a la ola de protestas e inestabilidad social y a las amenazas a su familia y las de sus partidarios, obligó a Morales a tomar la decisión de renunciar como presidente.


Comentarios imagen
OpenA