icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Arthur, el heraldo de la temporada de ciclones, pasó sin tocar tierra

Mayo 18, 2020 / EFE / MONTERREY Arthur, la primera tormenta tropical de 2020 en el Atlántico, azotó este lunes la costa de Carolina del Norte con vientos de hasta 85 kilómetros por hora, intensas lluvias y corrientes marinas, antes de iniciar una trayectoria en forma de arco hacia las aguas abiertas de ese océano
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

No se han reportado daños hasta ahora por los embates de una tormenta que no tocó tierra en Carolina del Norte y se aleja ya de sus costas, aunque sus vientos van a seguir sintiéndose.

Hasta esta tarde Arthur va a producir acumulaciones totales de lluvia de 1 a 3 pulgadas (25 a 72 milímetros) sobre áreas costeras de Carolina del Norte, con acumulaciones aisladas de hasta 5 pulgadas (127 milímetros), de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes (CNH), con sede en Miami.

Como viene ocurriendo desde hace años, la primera tormenta de 2020 se formó antes del inicio "oficial" de la temporada ciclónica en la cuenca atlántica, que va del 1 de junio al 30 de noviembre.

Algunas voces se han alzado ya para plantear la necesidad de actualizar el "calendario" de ciclones a la realidad de un planeta   afectado por el calentamiento global y el cambio climático.

MUY CERCA DE LA COSTA PERO SIN TOCAR TIERRA

Según un boletín emitido por el CNH a las 14.00 horas de Miami (18.00 GMT), Arthur, con vientos máximos sostenidos de 85 kilómetros por hora (50 millas), está ahora a unos 85 kilómetros al este noreste de Cabo Hatteras, en los Outer Banks, una turística cadena de islas de Carolina del Norte.

Esta mañana llegó a distar solo unos 32 kilómetros (20 millas) de Hatteras.

Los vientos con fuerza de tormenta tropical se extienden desde el centro hacia afuera hasta 205 kilómetros (125 millas).

El CNH, con sede en Miami, mantiene un aviso de tormenta para la costa de Carolina del Norte desde la entrada Ocracoke hasta Duck, como también las ensenadas de Pamlico y Albemarle.

Medios de Carolina del Norte mostraron imágenes de lugares en la costa como Atlantic Beach, donde se veía la playa batida por el viento y con un fuerte oleaje, pero con algunas personas paseando e incluso algún surfista tratando de sacarle partido a Arthur.

PRESTEN ATENCIÓN A ARTHUR, PIDE EL GOBERNADOR

El gobernador del estado, el demócrata Roy Cooper, urgió este lunes a los habitantes del litoral norcarolino que presten atención a los avisos sobre "Arthur" y su amenaza, especialmente para no ser sorprendidos por el "peligroso oleaje" y las corrientes que provoca.

En el extremo oriental de Carolina del Norte suelen tocar las tormentas y huracanes que avanzan rumbo al norte en paralelo a la costa del sur de EE.UU. por ser un "saliente" natural.

El último huracán que pegó duro en Carolina del Norte fue Dorian, que destrozó varias islas de las Bahamas con categoría 5 en septiembre de 2019 y unos días más tarde tocó tierra en Hatteras.

El 30 de agosto de 2019, el gobernador Cooper puso a todo el estado en estado de emergencia y en los días siguientes se procedió a evacuar los Outer Banks tanto de visitantes como locales.

PRÓXIMOS DÍAS

Según el Centro Nacional de Huracanes, Arthur está moviéndose ahora hacia el noreste a cerca de 16 mph (26 km/h) y este movimiento general continuará hoy, seguido por un giro hacia el este el martes.

Se pronostica un movimiento mas lento hacia el sureste o sur-sureste a partir del martes en la noche y hasta el miércoles.

Los vientos máximos sostenidos están cerca de 50 mph (85 km/h) con ráfagas más altas y aunque se pronostica algo de fortalecimiento durante las próximas 24 horas, es probable que Arthur pierda sus características de tormenta tropical hoy mismo o el martes.

Aunque con la cuenta ya empezada por Arthur, la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA, en inglés) tiene previsto para el próximo jueves anunciar en Miami su pronóstico inicial para la temporada ciclónica 2020.

Otras organizaciones privadas y universidades han anticipado que será una temporada "por encima de lo normal".

La compañía privada de servicios meteorológicos AccuWeather, por ejemplo, pronostica de 14 a 20 tormentas, de las cuales entre siete y once llegarán a ser huracanes.

Entre cuatro y seis de estos últimos llegarán a categoría mayor, es decir 3, 4 o 5 (la máxima) en la escala de Saffir-Simpson, que mide los huracanes por la fuerza de sus vientos.

Por su parte, la Universidad Estatal de Colorado (CSU) pronosticó en abril pasado que la temporada será "superior al promedio anual".

Eso es con 16 tormentas con nombre, ocho huracanes y cuatro de ellos de categoría mayor, entre otros, debido a que las temperaturas del Atlántico tropical y subtropical están "más caliente que el promedio de temperatura a largo plazo". EFE


 

Comentarios imagen
OpenA