OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima

Mayor tiempo en casa detona consumo de alimentos y lácteos

Noviembre 26, 2020 / Brenda Garza / MONTERREYAdemás sigue la tendencia de comprar tamaños más grandes como vía de ahorro tanto de dinero como de salidas a comprar al supermercado
icon_facebookicon_twittericon_linkedin

La pandemia por el Covid-19 ha hecho blanco en los hábitos de compra de las familias mexicanas, que si bien en un inicio hicieron compras de abasto, en donde se identificó crecimiento en el gasto y en el volumen de productos de consumo masivo, este comportamiento se ha modificado en el tercer trimestre.

Un reporte de la firma Kantar revela que dicho crecimiento se observa principalmente en categorías como alimentos y lácteos.

Una tendencia que sigue es la adquisición de tamaños más grandes o más unidades en la mayoría de los canastos, sin embargo, estas compras numerosas han resultado en stock para los hogares, por lo que en este periodo 74% de las categorías han perdido compradores.

Por otro lado se observa que los hogares se consienten al pasar más tiempo en casa y un ejemplo son las bebidas alcohólicas que se aceleraron en este tercer trimestre.

Además, alimentos y lácteos continúan con su racha ascendente desde que la pandemia impactó a los hogares mexicanos.

"Cabe mencionar que, por primera vez en la pandemia, en este tercer trimestre las categorías prescindibles, es decir, indulgencias, fueron las que crecieron más en gasto, estimulado principalmente por el Valle de México y cuidado personal.

De hecho cobraron más relevancia en el canal moderno, impulsado por más viajes a bodegas e hipermercados", explicó Fabián Ghirardelly, Country Manager de la División Worldpanel de Kantar México.

La firma añadió que otra constante en la contingencia sanitaria es la búsqueda de opciones que les permitan ahorrar. Los niveles altos y medios lo hacen incrementando sus compras de tamaños grandes (cuyo costo por litro/kilo es menor), mientras que los niveles bajos aumentan su gasto en granel, así como en marcas económicas y promedio.

En conclusión, detalló, los precios altos siguieron, pero obedeció a que el consumidor buscó mayores tamaños tanto para no salir constantemente, así como para encontrar mejores opciones de precio por litro/kilo.

Cabe mencionar que las promociones no alcanzaron el nivel que suelen tener en verano, puede deberse a que el shopper solo va por los artículos que requiere; además, las marcas de bajo precio y propias, así como los productos a granel crecieron en los artículos más básicos, pero en los canastos más indulgentes también incrementaron el gasto en marcas premium.  

Comentarios imagen
OpenA