icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

¿Tarjeta de crédito o débito?: cuál elegir

Julio 24, 2020 / Emily Torres / MONTERREY No existe una mala o buena opción, la idea es elegir una tarjeta de crédito o débito con base a las posibilidades económicas y el objetivo que se desee alcanzar.
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin
imagenNota Disponer de una tarjeta de crédito o débito depende de las posibilidades económicas de cada persona.

Al ingresar a una empresa es común que se proporcione al empleado una tarjeta de débito para realizar el pago de la nómina. Posteriormente, llega la invitación del banco para contratar una tarjeta de crédito a la que muchas personas acceden sin antes analizar su posibilidades y situación económica.

¿Diferencias entre una tarjeta de crédito y una de débito?

Las tarjetas de débito: el cliente puede realizar transacciones sencillas, como disponer de dinero en efectivo, hacer transferencias electrónicas, realizar el pago de servicios domésticos y realizar compras en distintos establecimiento o en línea, siempre y cuando se cuente con saldo disponible. 

La ventaja de este tipo de cuentas es que no genera deudas ya que sus fondos son limitados, los cuales dependen del monto que haya sido depositado por algún acuerdo o por cuenta propia.

Con la tarjeta de crédito: el cliente dispone de una monto acordado con la institución bancaria, el cual puede ir desde los 5 mil hasta los 200 mil pesos o más, según el crédito autorizado.

Al contar con una cuenta de crédito, el titular también puede realizar operaciones como el retiro de efectivo, transferencias electrónicas y realizar compras en diferentes establecimientos o por internet. 

¿Cuál elegir?

La mejor opción depende del tipo de persona, sus posibilidades económicas y objetivos. Pero, para hacer más sencilla la explicación se puede ver de este modo.

Tarjeta de crédito

Por lo general, este tipo de cuenta le conviene más a las empresas o personas que tienen un negocio, porque permite tener un mayor control de los gastos y al mismo tiempo poder disponer de efectivo para financiar compras necesarias.

Además, quien sea que busque adquirir una tarjeta de crédito deberá contar con buenas habilidades administrativas para no caer en deudas.

Hay quienes no son necesariamente personas de negocios, pero optan por este tipo de tarjeta para cubrir gastos grandes sin la necesidad de disponer de efectivo, como el pago de la mensualidad de un carro, la compra de un boleto de avión, la reservación de un hotel o el pago de artículos de línea blanca.

Antes de elegir esta opción, también se debe considerar la tasa de intereses, pues si se realiza el pago mínimo de la misma, la cuenta a deber puede incrementarse hasta llegar a una cantidad de dinero que será imposible de cubrir a corto plazo.

Tarjeta de débito

Como se mencionó, la cuenta de débito viene relacionada al pago de la nómina, pero muchas personas la consideran como una "cuenta de ahorro": disponen de un montó que cubra sus necesidades por quincena o mes y el resto lo van acumulando. Con este instrumento financiero, el titular dispone de dinero que es totalmente suyo; no es como pedir prestado o estar al pendiente de liquidar la cuenta al fin de meses para no generar intereses. 

La mejor opción para cada persona dependerá de su objetivo y sus posibilidades. Uno existe una buena o mala opción, solo se debe contar con un plan para pagar las mensualidades, en el caso del crédito, o utilizarla como una cuenta de ahorro que no genera intereses o cobros por manejo de cuenta, en el caso de débito.

Comentarios imagen
OpenA