icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Se disparan fraudes a tarjetas bancarias

Abril 24, 2017 / Brenda Garza / MONTERREY En 2016, por lo menos 5 millones 376,000 usuarios de la banca sufrieron robo de identidad, cifra mayor en 33.6% a la de 2015
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

Los fraudes telefónicos por supuestos servicios bancarios se han vuelto un constante dolor de cabeza para los usuarios en México, por lo que es necesario mantenerse alerta para evitar ser víctima de este tipo de prácticas.

Los números de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) muestran que en 2016, de los tipos de fraude, un 9.9% se dio en comercio por teléfono.

El modus operandi consiste en que a la gente le llaman y le dicen que cuentan con la mayoría de sus datos correctos, sin embargo, a modo de verificación, también intentan obtener fechas de vencimientos, contraseñas o números de seguridad de tarjetas de débito, a través de engaños e identificándose como empleados del banco en cuestión o reproduciendo una grabación del conmutador del banco, la cual es falsa.

Este escenario ocurre de frente a un panorama delicado y en donde se observa que en México, el delito de robo de identidad va en aumento día con día.

Según datos del Banco de México (Banxico), nuestro país ocupa el octavo lugar a nivel mundial en dicho delito; en un 67% de los casos, el robo de identidad se da por la pérdida de documentos, 63% por el robo de carteras y portafolios, y 53% por información tomada directamente de una tarjeta bancaria.

Comúnmente, el delito de robo de identidad se usa de manera ilegal para abrir cuentas de crédito, contratar líneas telefónicas, seguros de vida, realizar compras e incluso, en algunos casos, para el cobro de seguros de salud, vida y pensiones.

En este contexto es que expertos llamaron a la población a prevenirse de este tipo de delitos, ya que tan sólo en 2016, por lo menos 5 millones 376,000 usuarios de la banca sufrieron robo de identidad o fraude, cifra mayor en 33.6% a la de 2015, cuando fueron 4 millones 23,000 denuncias, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros.

Asimismo, otros números muestran que las quejas por fraude en operaciones de banca móvil se dispararon, ya que mientras que en 2015 sumaron 1,500, el año pasado ascendieron a 20,600.

Para no seguir siendo parte de la estadística, especialistas en temas financieros llamaron a la población a seguir una serie de recomendaciones, entre las que se encuentran no ingresar nombre de usuario y contraseña en sitios desconocidos y evitar proporcionar datos personales a encuestadores vía telefónica.

Además, recomiendan guardar los comprobantes para posibles aclaraciones por cargos no reconocidos.

Y antes de tirar a la basura algún documento que tenga información personal o financiera, destruirlo por completo y verificar que ningún dato pueda ser extraído. (Con información de Agencias)



Comentarios imagen
OpenA