icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Industria del cigarro con panorama difícil

Septiembre 13, 2019 / José Perales / MONTERREY La empresa British American Tobacco anunció un recorte de 2,300 empleos a nivel global; representa una baja de 5% de fuerza laboral
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin
COMENTARIOS 0

La industria de los cigarros tradicionales está a la baja a nivel global; sin embargo, la de los vapeadores electrónicos va al alza, lo cual está provocando cambios en la gestión de los principales jugadores como Altria, Philip Morris International (PMI) y British American Tobacco (BAT).

Por su parte, BAT anunció un recorte de 2,300 empleos a nivel global, esto ocurrirá desde ya y hasta enero de 2020. Esto representa una baja de 5% de su fuerza laboral, la cual es de 55,000.

BAT es el fabricante de las marcas Pall Mall, Lucky Strike y Kent y que en Monterrey tienen su fábrica en la calle Madero. Esto con la finalidad de adaptarse al cambio de los hábitos de consumo y al crecimiento de los cigarrillos electrónicos.

Y es que la venta de cigarros tradicionales está bajando a nivel global, por una mayor conciencia de la salud. En contraste, la de cigarros electrónicos está subiendo.

British American Tobacco tiene la meta de generar $6,200 millones de dólares de ventas de productos nuevos entre 2023 y 2024.

Esta reestructuración es la primera medida importante del nuevo CEO de BAT, Jack Bowles, nombrado en abril.

Por el otro lado, Donald Trump dijo que podría prohibir la venta de cigarros electrónicos, ya que está causando muchos problemas de salud.

De manera independiente a lo anterior, Philip Morris Internacional (es decir, el fabricante de Marlboro fuera de Estados Unidos) y Altria (fabricante de Marlboro en Estados Unidos) planean fusionarse para unir fuerzas en su negocio de cigarros electrónicos.

Y es que Philip Morris International tiene a iQOS, el cual de hecho va a traer pronto a México, mientras que Altria tiene participación en Juul.

Para México, en el caso de los cigarros, a la fecha tienen una tasa de $0.35 pesos por cigarro y se plantea elevarlo a $0.49 pesos a partir del próximo año.

Con esto, una cajetilla pasaría de tener una fiscalización de $7 a $9.96 pesos.

Si se considera que actualmente tiene un precio de $55 pesos, en 2020 será de $57.96 pesos.

Comentarios imagen
OpenA