icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Impactará a población aumento en el IEPS

Septiembre 25, 2019 / Brenda Garza / MONTERREY Estos impuestos son regresivos, porque los hogares más pobres dedican una parte considerable de sus ingresos a este tipo de productos
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

El Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a bebidas no alcohólicas y alimentos afecta más a los pobres, lo que agrava los problemas de desigualdad de México, de acuerdo con un estudio de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

El profesor investigador del Centro de Investigaciones Económicas (CIE) de la Facultad de Economía de la UANL, Daniel Flores Curiel, afirmó que ese impuesto es el más regresivo, ya que afecta a las familias más pobres, las cuales son las que gastan el mayor porcentaje de su ingreso en bebidas saborizadas y alimentos no básicos con alta densidad calórica (ANBADC).

Refirió que las familias del decil más bajo (más pobres) gastaron 2.3% de su presupuesto en refresco y 4.73% en ANBADC; mientras que las familias del decil más alto (más ricos) 0.60% y 3.03%, respectivamente.

Al presentar el estudio “Industrias de las bebidas no alcohólicas y los alimentos, efectos del IEPS y contribución económica”, comparó que el impuesto a los refrescos es 12 veces más regresivo que el IEPS a la gasolina Magna.

“Estos impuestos son regresivos porque los hogares más pobres dedican una parte muy considerable de sus ingresos a este tipo de satisfactores, los cuales se conocen como productos básicos: refrescos, galletas, y le dedican una parte muy alta de su ingreso”.

Los hogares más pobres absorben 50% del IEPS aplicado a los refrescos; mientras que su ingreso representa sólo 25% del total nacional, según el seguimiento realizado en cinco años sobre el impacto del IEPS a bebidas y alimentos, aplicado desde 2015.

Si bien el IEPS a estos productos no ha cumplido su objetivo de contribuir a reducir la obesidad en el país y pega más a los pobres, no se propone que desaparezca, porque contribuye a la recaudación.

Sin embargo, los legisladores y autoridades deben tener conciencia que con ello se está gravando a los hogares más pobres.

El paquete del presupuesto 2020 contempla un incremento en el IEPS a las bebidas azucaradas.

Para el próximo año, el SHCP contempla un alza de 8.5% en el IEPS, al pasar de $1.17 a 1.27 pesos por litro, con esto un litro de estas bebidas pasará de $18.15 a $18.25 pesos.

Con esto, el erario busca hacerse de $1,995 millones de pesos adicionales el próximo año, según la iniciativa de Ley de Ingresos 2020.

La propuesta, presentada al Congreso, indicó que esta medida fortalece “la atención de la problemática de sobrepeso y obesidad”.

Actualmente, el impuesto por litro es de $1.17 pesos, el cual se actualizó por última vez en enero de 2018, cuando era de $1 peso. (Con información de Agencias)

Comentarios imagen
OpenA