icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima

Crea un imperio del pollo asado

Mayo 17, 2019 / José Perales / MONTERREY En 1979, El Pollo Loco abrió en Monterrey, y un año más tarde logró ser la primera cadena de restaurantes mexicana en cruzar la frontera norte
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin
COMENTARIOS 0
imagen

Francisco Ochoa abrió en Guasave, Sinaloa, en enero de 1975, el primer restaurante El Pollo Loco, marca mexicana que traspasó las fronteras. 

En entrevista con El Horizonte, Ochoa recordó que antes de inmiscuirse en el negocio de los alimentos tuvo una pequeña tienda de zapatos y era vendedor de autos de Chevrolet, ya que el oficio de ser comerciante se lo aprendió a su padre. 

“En Guasave abrió un restaurante de pollos, un día llegué a las 8:00 de la noche a comprar dos pollos, pero el vendedor me dijo que ya no había, que otro día me fuera más temprano. Otro día fui de nuevo y tampoco había, la gente seguía llegando, pero el vendedor me dijo que él sólo vendía 100 pollos (por día)”, relató Ochoa. 

“Y ahí has de cuenta que oí una campanada, 'Pancho: los pollos que ellos no quieren vender los vas a vender tú’, me fui a la casa y le comenté a mi esposa, voy a vender todos los zapatos y lo vamos a convertir en una pollería, se va a llamar El Rico Pollo”.

Sin embargo, al pedirle al rotulista que le pusiera ese nombre, le sugirió a don Pancho (como lo conocen sus amigos), que lo cambiara, a la lluvia de ideas del nombre de su negocio se unió un familiar de su esposa, quién le comentó que en Culiacán existe un restaurante de carne que se llama El Caballo Loco, por lo cual debería de ponerle El Pollo Loco.

“Yo siempre he dicho que la clave del éxito es la combinación de calidad, servicio y precio, cuando encuentras ese equilibrio para que siempre sea lo mismo, lo logras”, afirmó. 

En 1979, El Pollo Loco abrió su primera sucursal en Monterrey, Nuevo León.

“De hecho, hay muchas personas que creen que aquí en Monterrey nació El Pollo Loco, y es que aquí es donde están los headquarters, agradecemos mucho a la gente de Nuevo León por esa preferencia y apoyo”. 

En 1980, Ochoa logró que El Pollo Loco fuera la primera cadena de restaurantes mexicana que cruzó la frontera norte con éxito, y que incluso llegó a Asia a países como Japón y Filipinas. 

“Ya con muchos negocios en México, decidimos abrir en Los Ángeles, porque yo ya había ido de joven a la aventura, a trabajar de gasolinero, de jardinero, de lo que fuera”, afirmó. “Me decían ‘de verdad que estás loco, le haces honor al nombre’”.

Aunque años más tarde don Pancho vendió la operación de El Pollo Loco en Estados Unidos, la cual pertenece actualmente a El Pollo Loco Holdings, que tiene casi 500 sucursales. 

“Si el coronel (Sanders, de Kentucky Fried Chicken) supiera la receta de El Pollo Loco, ya sería general”, expresó Ochoa. 

Recordó que cuando vendió su negocio en Estados Unidos firmó un contrato que le impedía vender pollo durante cinco años, "pero a los tres años ya traía la curiosidad", de abrir un restaurante de comida mexicana en EUA, y así es como nació El Taco Palenque y Palenque Grill, en Laredo, Texas, en 1987, con casi 35 unidades en ese país. 

Ahora proyecta abrir el primer Taco Palenque en México, que estará en Monterrey, en 2021.

“A mí me dijeron una vez algo muy cierto, que las oportunidades son ‘pelonas’, porque no las puedes agarrar del cabello; si las dejas pasar, se van”, dijo. 

Comentarios imagen
OpenA