icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima

Cerca del 85% de las personas que contratan un seguro sienten que éste no los protege contra nuevos riesgos

Noviembre 28, 2019 / Redacción / MONTERREYEn los hábitos de la vida moderna, la tecnología nos ayudan en gran medida a organizarnos, sin embargo, hay muchas personas a las que les falta la seguridad de protegerse de los riesgos que implica nuestra nueva realidad
icon_facebookicon_twittericon_linkedin

En un mundo en el que nuestras vidas dependen cada vez más de las aplicaciones que tenemos instaladas en nuestros teléfonos móviles, son pocas las pólizas de seguros que cubren los riesgos que supone esta nueva realidad. El problema  hoy es que un alto porcentaje de personas no se sienten protegidas ante estos riesgos producto de los nuevos hábitos de la vida moderna.

Usamos aplicaciones para casi todo: para llegar al trabajo en Uber, para comprar el almuerzo o esa nueva sudadera de moda y hasta para conocer gente nueva. Mientras más dependemos de las apps, parte de nuestra información personal se encuentra en la nube –muchas veces los datos de nuestras tarjetas de débito–, lo que nos hace víctimas potenciales de ciberataques como hackeos o robos de identidad.

Ante estos peligros emergentes de la nueva forma de vida de la modernidad, las pólizas aún no se han ajustado a estos cambios.

Según el Reporte Mundial de Seguros 2019 realizado por Capgemini y EFMA (European Financial Management Association), las aseguradoras no han logrado mantenerse al nivel de las nuevas tendencias. Mientras que los bancos han conseguido adaptarse rápidamente a los nuevos servicios de las fintechs, las aseguradoras no han podido seguir el ritmo.

Algunas aseguradoras han comenzado a incluir ciertas tecnologías en las formas en la que se relacionan con los clientes. Con estas innovaciones, se busca que los clientes ahorren más de su tiempo. Por ejemplo, algunas aseguradoras ya cuentan con métodos para realizar el peritaje de un siniestro con una foto enviada con un Smartphone o por videollamada.

Otras ofrecen en sus sitios web toda la información  que los clientes deben conocer como, por ejemplo, los servicios que las pólizas cubren.  Las tablas de seguros de carro o de seguros de motocicletas son claros ejemplos de cómo las aseguradoras desarrollan soluciones internas para una óptima presentación de la información para los clientes.

Sin embargo, la incorporación de distintos recursos tecnológicos al servicio de los clientes no significa que las aseguradoras se ajusten a los nuevos riesgos cibernéticos.

"Menos del 25% de los clientes empresariales en todas las geografías y menos del 15% de los asegurados personales sienten que tienen suficiente cobertura para asegurarse contra cualquiera de los riesgos emergentes impulsados por estas macrotendencias", detalla dicho reporte. 

Los nuevos hábitos de la gente, particularmente de los más jóvenes, y los modelos de negocio colaborativos como Uber, Airbnb o Rappi generan inseguridad en la industria de los seguros, pues los usuarios intentan encontrar pólizas que se ajusten a sus necesidades –ya sea bajo demanda o de uso por tiempo– como pueden ser seguros contra riesgos cibernéticos.

Los riesgos de ciberseguridad y de la exposición de datos personales preocupa a un 83,2 % de los usuarios y tan solo 1 de cada 10 clientes individuales siente que tienen una cobertura completa. Ante este panorama, Capgemini y Efma exploran la oportunidad para que las aseguradoras puedan desarrollar nuevos productos tecnológicamente avanzados para proporcionar una cobertura integral de riesgos y administrar mejor las expectativas de los clientes en la actualidad.   




Comentarios imagen
OpenA