icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

“Arrasa” contingencia con los que menos ganan

Junio 22, 2020 / Brenda Garza / MONTERREY De los 85,383 puestos formales perdidos ante el IMSS -durante marzo, abril y mayo-un total de 81,304 correspondieron a empleados que ganan entre $3,696 y $7,394 pesos.
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

El paso de la contingencia derivada del COVID-19  “se ha llevado de encuentro” a miles de empleos, afectando más a los trabajadores que menos ganan en Nuevo León.

Así se observa en un análisis reciente, el cual arroja que de los 85,383 puestos formales perdidos ante el Instituto Mexicano el Seguro Social(IMSS )durante marzo, abril y mayo (tres meses de la contingencia,  un total de 81,304 correspondieron a empleados que ganan entre $3,696 y $7,394 pesos.

En segundo sitio se ubican los que perciben entre $7,395 y $14,875 pesos, que reportaron la pérdida de 8,347 plazas ante dicho instituto en igual periodo, según muestra un análisis elaborado por Caintra.

Otro dato muestra que de la totalidad de los puestos perdidos en esos tres meses -ante el paro de actividades por el COVID-19  y la falta de liquidez de las empresas- 5,100 puestos  se concentraron en trabajadores con un salario que va arriba de los $22,179 pesos mensuales.

“Se han perdido más de 81,000 empleos en Nuevo León cuyo ingreso oscilaba entre los $3,696 a $7,394.

Tan solo en mayo, el número de trabajadores que percibe ese rango de ingresos se redujo en 18,120 plazas. Esta cifra corresponde al 60% de las plazas pérdidas durante ese mes en el estado”, comentó el organismo encabezado por Adrián Sada Cueva

Añadió que si a estas cifras se suma el resto de los rangos salariales, se encuentra que 90,000 trabajadores que percibían hasta $22,000 pesos de salario han perdido su empleo de marzo a mayo de 2020. En cambio, las cifras muestran que, durante este mismo periodo, se han generado 5,100 plazas cuyos ingresos superan los $22,000 pesos.

Agregó que la pérdida de empleos en el segmento más bajo de ingreso es de gran preocupación para la cámara y debería serlo para las autoridades.

Con estas cifras, apuntó, “alrededor de 90,000 familias han perdido quizás su único medio de sustento y, en consecuencia, generando una amplia gama de problemáticas sociales; por ello, insistimos en la urgencia de acelerar y facilitar el proceso en curso de reactivación económica, así como de generar las condiciones adecuadas para el desarrollo de la actividad económica en la entidad”

Supera por mucho números de 2009

Según expertos, las caídas de empleos que hoy reporta Nuevo León son múltiples si se comparan con los 14,561 perdidos en 2009, año afectado por la crisis financiera internacional.

Otro dato relevante muestra que la  pérdida de plazas laborales entre marzo y mayo de 2020 en la

entidad es mayor a los empleos formales generados en 2019 y el 2018, cuando se añadieron a la base poco más de 79,000 plazas ante el IMSS.

En el balance correspondiente al mes de mayo puede observarse que el sector más afectado es

manufactura con 8,281 puestos a la baja, seguido de servicios con 7,149 plazas pérdidas.

Al respecto, Caintra comentó recientemente que “aunque la reactivación económica ha empezado en el país y el estado, las medidas de suspensión de actividades han dejado un gran impacto en la economía que será difícil recuperar en el año...las estimaciones muestran que se cerrará el año con la pérdida de 80,000 plazas en todos los sectores”.

Comentarios imagen
OpenA