icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima

¿Tropezón laboral o personal?: "Quédate en el piso"

Octubre 28, 2019 / Fernando Macías-Ramos / MONTERREYCuando se llega a tener un tropiezo profesional o personal, lo mejor es esperar un poco antes de tomar una mala decisión
icon_facebookicon_twittericon_linkedin

¿Tropezaste?, mejor quédate en el piso. Desde niños se nos educó para levantarnos a la brevedad de todos los golpes que nos da la vida y dicha actitud se mantiene ahora en nuestra etapa adulta. Por ejemplo, cuando te despiden inesperadamente de tu trabajo con muchos años de antigüedad, por cambios en la organización, reajustes o nuevas políticas, cuando te separas inesperadamente de tu pareja sentimental o cuando batallas con tu relación personal y vislumbras una separación.

Cuando se suscita un tropiezo en nuestra etapa profesional, para remediarlo actualizamos nuestro curriculum y comenzamos a distribuirlo inmediatamente. Si bien nos va, encontramos trabajo en menos de seis meses. Es entonces que nos bloqueamos pensando lo bueno que era el trabajo anterior, los amigos que allá teníamos, que este nuevo empleo queda muy lejos o no me pagan lo que ganaba anteriormente. La nueva empresa se da cuenta de tu malestar, tu nostalgia, que no estás cien por ciento comprometido y, con el paso del tiempo, vuelven a liquidarte, para así sucesivamente caer en un círculo vicioso que igualmente aplica en tu vida personal. En base a esto, ¿cómo terminarán tus días?

Seguramente terminarás frustrado de nunca haber logrado el éxito deseado excusándote en que sucedieron muchas cosas externas: que la "traían contigo", que nunca te quisieron, que nunca te apoyaron o que te trataban mal. Es un hecho, a nadie le importa el bagaje que traes dentro de ti mismo, solo buscan tus resultados y eficiencia para desempeñar de la mejor manera tu labor profesional o de pareja. Por eso es que recomiendo "quedarnos en el piso" y desde ahí analizar qué pasó para evitar repetir los mismos tropiezos. Si es posible, habla con un terapeuta que apoye en comprender que sucedió dentro de ti mismo y haber llegado al extremo de un despido laboral o una separación.

Por: MCS. Fernando Macías-Ramos

Consultor en Estrategias

ele.estrategicos@gmail.com

Comentarios imagen
OpenA