icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Sangrado libre durante la menstruación

Julio 03, 2020 / Fernando Velázquez / MONTERREY El sangrado libre se apunta como un nuevo movimiento que impulsa que las mujeres dejen de lado las toallas sanitarias durante la menstruación.
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin
imagenNota Ejercicios para el útero benefician el sangrado libre en la menstruación

El free bleeding o sangrado libre, es un movimiento que promueve que la menstruación no se auxilie de compresas ni tampones; y aunque parezca moda, no es algo nuevo.

Origen

En la década de los 70 surgió como una manera de protestar por la aparición de casos de una infección llamada síndrome de shock tóxico, provocado por el uso de tampones y con consecuencias mortales.

Sin embargo, su renacimiento se da luego de que Kiran Gabdhi, reconocida maratoniana, corría mientras sangraba libremente y que la ilustradora Rupi Kaur publicara fotos suyas donde lucía un pantalón manchado. Ambos casos fueron imágenes que dieron la vuelta al mundo.


¿Qué es el sangrado libre?

En síntesis, el sangrado libre consiste en no utilizar ningún producto para la recolección del sangrado, más bien sugiere ejercitar el suelo pélvico para poder controlar el flujo a voluntad y liberarlo una vez en el sanitario.

Esta práctica se puede ver desde varias aristas, como el empoderamiento y feminismo, hablar sin tapujos de la menstruación, y evitar la vergüenza que pueda provocar este proceso natural en el organismo femenino.

De igual forma, resulta ser un impulsor ecológico que evita la generación constante de basura al no tener que desechar toallas o tampones utilizados. 

Cómo practicarlo en la menstruación

Para llevar a cabo el sangrado libre, es necesaria la práctica y conocimiento para evitar cambios de ropa innecesarios, pues no se trata simplemente de no utilizar ningún recolector de sangre y manchar la ropa interior.

Las expertas indican que se trata de trabajar el estado de escucha y conciencia del propio cuerpo para sentir las contracciones previas a la liberación de la sangre menstrual para poder dirigirse a un depósito apropiado como el sanitario.

Ejercicios como la meditación y relajación de útero aportan en el sangrado libre; también tener un suelo pélvico fuerte resulta un factor importante para que la contracción de la vagina pueda ser efectiva para retener el flujo propio de la menstruación.


Otras medidas ajenas a las toallas sanitarias y tampones  durante la menstruación son la copa menstrual y el uso de calzoncillos destinados a retener el flujo. En el caso de la primera, consiste e una opción también ecológica y saludable, que tiene la ventaja de durar por años y permite conocer mejor el patrón de sangrado, mientras que los calzoncillos puede ayudar a entrenar al cuerpo para llegar al sangrado libre.

Comentarios imagen
OpenA