OpenA
icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Practica la gimnasia mental

Enero 20, 2021 / Redacción / MONTERREY Nuestra memoria es como un gran armario con tres cajones en los que guardamos distintos tipos de información
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin
imagenNota Foto: cyclingmagazine.ca

¿Sabías que tenemos distintos tipos de memoria y que para sacar todo el potencial de cada una de ellas es importante cuidarlas mediante ejercicios y recordando diferentes sucesos?. “Así ‘obligamos’ a trabajar a nuestras memorias, desechando la información que no nos interesa y dando paso a ‘guardar’ aquella que realmente es importante para nosotros”, señala el docente, pianista y musicólogo Pedro López, fundador y director ejecutivo (CEO) de Liceum Gimnasios de la Mente.

“Para entender cómo funciona nuestra memoria podemos imaginarla como un gran armario en el que cada cajón guarda una información distinta. Esos cajones son: la memoria de trabajo u operativa, la memoria a corto plazo y la memoria a largo plazo”, indica el especialista en gimnasia mental.

“El primer paso para que un recuerdo se guarde en uno de estos cajones, es prestar atención a los estímulos que nos llegan a través de los sentidos, aunque también pueden venir de nuestra imaginación, como cuando alguien crea una melodía y la tararea para sí”, señala López.

“Para no olvidar cómo se llama una persona cuando nos la presentan, necesitamos tomarnos unos segundos para prestar atención a su nombre, así como utilizarlo varias veces durante la conversación, imaginarlo en su versión escrita o hacer a esa persona preguntas como “¿tu nombre lleva h?”, sugiere López.

Identifica los ‘cajones’ de la memoria

Memoria de trabajo: Está presente en las actividades diarias, encontramos la información en su estado puro, esperando a ser descartada o pasar al cajón de la memoria a corto plazo. Cómo entrenarla: López recomienda preparar recetas de cocina elaboradas, para lo cual debemos tener accesibles los ingredientes y el orden en el que debemos añadirlo para conseguir que nos quede bien la receta.

Memoria a corto plazo: Aquí se guarda la información que almacenamos recientemente, como los eventos que ocurrieron hace unas horas. Cómo entrenarla: Intenta responder a estas preguntas del día a día: ¿Qué comí ayer?, ¿qué ropa me puse el pasado lunes para salir a la calle?, ¿cuál es el último libro que leí?, ¿qué hice el fin de semana pasado?.

Memoria a largo plazo: Es la memoria consolidada y que nuestro cerebro “considera” lo suficientemente importante como para que perdure en el tiempo. En ella guardamos información general y de nuestra historia de vida. Cómo entrenarla: El experto sugiere ejercitar esta memoria recordando fechas importantes como cumpleaños de seres queridos o aniversarios. 

Comentarios imagen
OpenA