icon_busqueda
Monterrey, NL
Clima

Lugares para olvidar el encierro

Junio 05, 2020 / EFE / MONTERREY Los grandes espacios abiertos y naturales de Europa son algunas de las opciones preferidas por los viajeros para desintoxicar la mente y el cuerpo del confinamiento pasado y llenar los pulmones de aire puro y de sensación de libertad...
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin

La crisis del coronavirus obliga a muchas poblaciones a permanecer recluidos sus casas, incluidos los amantes de los viajes que esperan con especial ansia e impaciencia el momento en que puedan volver a viajar libremente, tras haber pasado la emergencia sanitaria con sus restricciones de desplazamientos.

“Tras el confinamiento y la falta de contacto con otras personas, excepto la familia íntima, surge el deseo de encontrar lugares abiertos, espacios naturales y libres, aire puro, y también de buscar la soledad no impuesta y el reencuentro íntimo con la naturaleza, libre de enfermedades”, explica a Efe el experto en turismo Enrique Sancho, director de Open Comunicación.

El buscador de vuelos y hoteles Jetcost (www.jetcost.es) ha preguntado a sus usuarios europeos dónde querrían viajar cuando pase la crisis del coronavirus y, en torno al 27% de los encuestados expresó su deseo de encontrar espacios libres, naturaleza en estado puro, horizontes abiertos, que les hagan olvidar las paredes de sus casas, según Sancho.

"También eligen estos lugares porque, probablemente, preferirán evitar a los grupos de turistas y personas que han tenido que esquivar durante semanas", añade.Estos son algunos de los lugares al aire libre y naturales más bellos de Europa elegidos por los encuestados para visitar, una vez que haya pasado pandemia y se restablezcan los vuelos en todo el mundo para entonar: ¡Feliz aire nuevo!:.

1.- TIMANFAYA (LANZAROTE, ESPAÑA).

Si no fuera por el intenso color azul del cielo y porque puede adivinarse la presencia del mar abajo, la vista de Timanfaya, con su abanico de tonos rojos, marrones y el azabache de las cenizas volcánicas, este espacio inalterado por la mano humana y donde reina la soledad absoluta, podría confundirse con algunos de los rojos paisajes del planeta Marte.

Los volcanes y campos de lavas vírgenes de este parque nacional (www.gobiernodecanarias.org/parquesnacionalesdecanarias/es/Timanfaya) de más de 5.000 hectáreas incluido en una Reserva de la Biosfera de la Unesco y situado junto a la costa occidental de la isla de Lanzarote, ofrecen uno de los espectáculos visuales más pintorescos de las Islas Canarias.

2.- ISLAS AZORES (PORTUGAL).  

Las nueve islas Azores (www.visitportugal.com/es/destinos/acores) cuentan con una red de 60 recorridos pedestres con niveles de dificultad “fácil, medio y difícil”, adaptados a las distintas edades y preparaciones físicas, y acondicionados para pasear con seguridad, descubriendo paisajes únicos inmersos en la naturaleza.

Muchos senderos catalogados aprovechan caminos   utilizados durante siglos por los isleños para sus desplazamientos diarios, el transporte de mercancías o el tránsito de ganado, y los turistas los aprovechan ahora para atajar distancias y conocer diferentes ángulos y detalles de los tesoros paisajísticos del archipiélago, ya que conectan casi todos los rincones de cada una de las islas.

3.- SUIZA SAJONA (ALEMANIA Y REPÚBLICA CHECA).

La región del Parque Nacional de Suiza Sajona (www.nationalpark-saechsische-schweiz.de) en Alemania, colindante con el parque nacional de la Suiza Bohemia-Sajona (www.ceskesvycarsko.cz/en)en la República Checa, en las proximidades del río Elba, entre imponentes mesetas y retorcidas formaciones rocosas, ofrecen unas vistas espectaculares y uno de los amaneceres más bellos de Europa, según Sancho.

Aunque las escarpadas rocas, con más de mil cumbres de arenisca expuestas a las inclemencias, son un reto para los escaladores, los escasos visitantes del lugar se dedican al senderismo, e incluso muchas sendas en la región son transitables para visitantes con movilidad reducida.

4.- PARQUE DE TRIGLAV (ESLOVENIA).

Todavía poco explorado por el turismo, este parque nacional de Eslovenia, (www.tnp.si/en/visit) cuenta con numerosas rutas de senderismo y escalada, en un entorno natural salvaje y casi intacto, donde se pueden encontrar entre las enormes montañas pequeños pueblos y hotelitos preparados para los excursionistas.

La principal atracción de esta reserva de Biosfera es el monte  Triglav, el más alto de Eslovenia, con sus 2.864 metros de altura y conocido como “el monte de tres cabezas” o “monte tricornio”.   

La frondosidad exuberante, con bosques inmensos, cavidades de naturaleza cárstica y lagos glaciares y numerosas cascadas, no desentonan con los arroyos que susurran, los lagos en los que se refleja el cielo azul y una fauna y flora ampliamente diversificadas,que hacen sentir al visitante una íntima conexión con la naturaleza.

5.- MONTAÑAS DOLOMITAS (ITALIA).

El famoso arquitecto Le Corbusier definió a estas montañas que ofrecen un panorama magnífico, esculpidas por los agentes atmosféricos y hechas de muros de roca, glaciares, sistemas kársticos, picachos altísimos, torres y pináculos, como “la más bella obra arquitectónica del mundo” (www.italia.it/es/ideas-de-viaje/lugares-unesco/dolomitas-las-montanas-rosas.html).

Hace 250 millones de años, Las Dolomitas eran una acumulación de conchas, corales y algas sumergidas en el mar, y su nombre  proviene de la dolomía, una roca caliza rica en dolomita, un compuesto presente en esta cadena montañosa, y que les confiere su particular color que, al amanecer y sobre todo al ponerse el sol, va oscilando entre el rosado y el rojo fuego.

6. DISTRITO DE LOS LAGOS (CUMBRIA, INGLATERRA).

El Parque Nacional Lake District (www.lakedistrict.gov.uk),  el parque más grande de Inglaterra, incluye en su territorio a la montaña inglesa más alta, Scafell Pike, y a 21 grandes lagos, entre ellos Wastwater, el más profundo, y Ullswater, el más grande, que se puede navegar a bordo de un vapor o en kayak.

Visitar este conjunto de lagos insertados entre verdes montañas, en una región declarada recientemente Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, permite pasear por tranquilos pueblos ganaderos, cruzarse con alguna que otra oveja por los caminos y disfrutar de la atmósfera romántica que envuelve estos valles y que ha inspirado a artistas, escritores y poetas ingleses.

Este lugar de superlativos, es un compendio de lo mejor y más espectacular de la Gran Bretaña rural: valles siempre verdes repletos de bosques y pastos, los lagos más grandes y las montañas más altas del país, pueblecitos de piedra y acantilados.

Por Daniel Galilea.

EFE/REPORTAJES

Comentarios imagen
OpenA