OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima

Elegancia y extravagancia con Rolls-Royce Phantom 1925

Noviembre 04, 2019 / María Hernández / MONTERREYEl Rolls-Royce Phantom vio la luz en 1925. Su elegancia y distinción lo convertía en único en su estilo y codiciado por la clase alta londinense de ese tiempo
icon_facebookicon_twittericon_linkedin

El auto contaba con suspensiones de ballesta semielípticas en el eje delantero y suspensiones de tipo cantilever en el eje trasero, frenos en las cuatro ruedas con sistema servo-asistido. Su motor tenía cilindros de 4 pulgadas y un cuarto de diámetro y una carrera de los pistones de 5 y media pulgadas para una capacidad total de 7.7 L de desplazamiento, la caja de cambios independiente estaba conectada mediante una correa de goma al embrague y mediante un tubo de torque de accionamiento cerrado al diferencial trasero.

Cacería de lujo

Este vehículo de lujo fue transformado y equipado como un auto de caza por petición de Umed Shing II, el maharajá de Kotah, una ciudad de la India. El modelo funcionaba con un motor estándar de seis cilindros con dos grandes reflectores Stephen Grebel adaptados, uno en la parte delantera y otro en la parte trasera, neumáticos extra altos para terrenos irregulares, baja relación de transmisión para ayudar al vehículo a atravesar el barro y la maleza, además de una novedosa bocina con cabeza de serpiente. Un vehículo opulento e intrigante equipado especialmente para la caza de tigres de Bengala y otras bestias de caza. El ´Tiger Car´ de Umed Shing II permaneció en India hasta que fue descubierto y obtenido en 1968 por Christopher Renwick, especialista en los tesoros de la era del maharajá, quien llevó el automóvil a Inglaterra, donde pronto fue adquirido por el experto en Rolls-Royce, Charles Howard. Después de restaurar el automóvil, Howard lo condujo en una conmemoración de 1973 del Rally Alpino de 1913.

 

Comentarios imagen
OpenA