icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima

Hidratar o humectar: ¿qué es mejor para combatir la piel seca?

Octubre 05, 2020 / Emily Torres / MONTERREYLa hidratación ayuda a absorber agua, mientras que la humectación crea una barrera protectora; ambos procesos son esenciales para lucir una piel radiante y joven.
icon_facebookicon_twittericon_linkedin
imagenNota Es importante utilizar productos adecuados para la piel seca.

A medida que pasan los años, una de las mayores preocupaciones es la piel seca ya que con ello una persona puede aparentar más edad de la que tiene. 

Para combatir la sequedad, uno puede encontrar múltiples productos en el mercado, pero algo que suele confundir a los consumidores son los términos: "hidratante" y "humectante". 

Tanto la hidratación como la humectación son esenciales para mantener la piel jugosa, suave y joven; pero, ¿cuál es la diferencia entre un proceso y el otro? 

Hidratación

Es la capacidad que tiene la piel para absorber agua. El proceso se da en las capas profundas de la tez y es necesaria para que las células cutáneas cumplan sus funciones vitales. 

La piel bien hidratada previene el envejecimiento y brinda elasticidad, logrando un aspecto saludable. 

Humectación

Consiste en atrapar, sellar y mantener la humedad que construye la barrera cutánea. Previene la pérdida de agua, aumenta la protección y repone los aceites naturales de la piel, brindando una apariencia más tersa y suave. 

Cuándo es necesario hidratar o humectar

La piel necesita hidratación cuando se ve seca, apagada y con líneas cada vez más marcadas; mientras que requiere de humectación cuando se siente tirante, acartonada o agrietada. 

Combatir la piel seca

Como se dijo anteriormente, ambos procesos son esenciales para el cuidado de la piel, pero el primer requisito es la hidratación para restablecer el equilibrio de la humedad.

Posteriormente, se deberá utilizar una loción humectante que cree una barrera protectora de los hidratantes naturales y una distribución de humedad eficiente hacia las capas cutáneas superiores.  

Recomendaciones

Cabe destacar la importancia de seguir una rutina y utilizar productos adecuados para la piel seca que ayuden al control de la humedad; así como reducir la exposición al sol y utilizar un filtro solar (con factores hidratantes) en el exterior. 

Tomar suficientes líquidos al día, eliminar hábitos, como fumar o beber alcohol, además de mantener una alimentación saludable, aportarán grandes beneficios para lucir una piel radiante y joven. 



Comentarios imagen
OpenA