icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima

Cuidados del jardín: Pódalo tú mismo

Julio 31, 2019 / Osvaldo Coronado / MONTERREY Tener un área verde en casa, siempre es un reto pero hoy te traemos algunos tips para mantenerle hermoso
icon_facebook icon_twitter icon_linkedin
COMENTARIOS 0
imagen

Si a pesar de que le pones mucho cuidado a tu jardín te percatas de que tus esfuerzos no dan buen resultado, entonces deberías echarle un vistazo a los consejos prácticos para tener en orden y perfecto estado nuestro jardín.

Riego

El riego dependerá en gran medida del tipo de plantas que tengamos en nuestro patio, terraza o jardín.

“Hay unas que requieren de un riego diario y otras, de una a tres veces por semana”, dijo Cecilia Alarcón, gerente de Comercialización de Jardinería en The Home Depot México. “Hay que identificar qué tipos de plantas tenemos y conocer cuáles son las necesidades de cada una”.

“En caso de que tengas césped en casa, lo ideal es adecuar un sistema de riego para que su crecimiento y desarrollo sea homogéneo. La frecuencia del riego estará en función de la estación del año, pues en verano requiere más agua que en invierno. Esta actividad debe realizarse por las mañanas o las noches, nunca a medio día”.

Tierra

La tierra a elegir depende también del tipo de planta que vayas a sembrar, para asegurarse de que tengan los nutrientes correctos.

“Si se va a sembrar un árbol o arbusto, hay que agregar materia orgánica al suelo, como composta o sustrato, una o dos veces al año. Por otro lado, si lo que vas a colocar son suculentas o cactus, debes utilizar un sustrato que les permita liberar con facilidad el excedente de agua para evitar la acumulación de humedad, que puede causar pudrición”, indicó Alarcón.

Abono

Los fertilizantes y abonos se aplican para favorecer el crecimiento tanto de plantas como de vegetales, sin embargo el abono es un nutriente natural mientras que los fertilizantes son de origen mineral.

“Los principales tipos de fertilizantes son: universales, orgánico, enraizador, plantas verdes, especializados y para pasto. Deben contener tres elementos fundamentales que son nitrógeno, fósforo y potasio”, dijo Alarcón quien agregó consultar cuál utilizar dependiendo si es una plata frutal, de flores o follaje.

Poda

Para el buen desarrollo de los árboles, césped y arbustos en tu jardín durante estos meses, la poda es esencial. Basta cortar aquellos botones, ramas o hierbas que le quiten nutrientes a tu cultivo. Esta labor le aportará a tu jardín una forma equilibrada y estimulará su crecimiento.

“Ten mucho cuidado de no cortar las ramas estructurales y sigue los pasos del tipo de poda que decidas realizar, esto será muy beneficioso para tu cultivo”, dijo Alarcón.

Existen muchas formas de podar tu jardín, cada una ayudará a tu jardín a su manera. Conoce las tres principales:

De formación:  Este tipo de poda se lleva a cabo en árboles y arbustos cuando aún son jóvenes. Les ayudará a crear una forma o estructura concreta, con lo que podrán adaptarse de mejor forma al espacio y aprovechar los recursos que hay en ese lugar.

Para realizar esta poda, debemos establecer la forma correcta que tendrá el arbusto o árbol, una vez elegido se irán eliminando las ramas no deseadas. Para ello podemos utilizar una motosierra en caso de ramas muy altas y gruesas en el árbol o tijeras para podar. Darles una bella forma ayudará a que tu jardín luzca en orden y con armonía.

De conservación: También conocida como poda de saneamiento, tiene la finalidad de mantener la forma y el tamaño logrado de tus árboles y arbustos durante su desarrollo. También en plantas con flores es necesaria su realización.

Ésta se realiza con la eliminación de ramas secas y hojas que han perdido su color. Con esto se evitará que la planta envejezca antes de tiempo. Se recomienda que la tarea se realice con unas tijeras, una podadora para el pasto seco (color amarillento), así crecerá nuevo y una motosierra para ramas altas en árboles que puedan provocar la caída de otras.

De raleo:  La poda de raleo es la más común de todas. Ésta se lleva a cabo retirando los excedentes del cultivo o cortando los árboles que no se hayan desarrollado bien y estén privando de nutrientes a los demás árboles, arbustos o plantíos más desarrollados.

Esta poda aumenta el vigor de las plantas, ya que las plantas sanas se desarrollan mejor sin problemas de enfermedades e insectos. Para ello, una de las principales herramientas que se recomienda utilizar son las desbrozadoras, que se categorizan en tres tipos:

Gasolina: Este tipo de desbrozadoras tienen la capacidad de cortar césped y maleza alta sin importar su grosor. Si tu jardín es grande o requiere gran trabajo de mantenimiento, son una excelente opción especialmente con eje curvo que facilita su manejo.

Eléctricas: Las desbrozadoras eléctricas o alámbricas son perfectas para trabajos pequeños y mantenimientos ocasionales.  Además, no requieren de mantenimiento y son muy ligeras, lo cual las convierte en una opción confiable para usos menos frecuentes.

Inalámbricas: A medida que la tecnología en baterías cada vez es más avanzada, las desbrozadoras inalámbricas se están convirtiendo en la opción más popular hoy en día. Son muy sencillas y prácticas de utilizar, pues permiten gran movilidad por todo el espacio.

Comentarios imagen
OpenA