OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima

Cuenta Michel Jourdain su papel en el mundo del automovilismo

Noviembre 05, 2019 / Alejandro Santana / MONTERREYEl director de la Super Copa nos contó su historia dentro del mundo del automovilismo y la manera en que ha evolucionado este deporte
icon_facebookicon_twittericon_linkedin

Ser promotor no era un plan que estuviera en la mente de Michel Jourdain, sin embargo, la situación que se vivía en el mundo del automovilismo lo orilló a tomar una difícil decisión: hacer a un lado su amor por las carreras para convertirse en el director de la Super Copa o aferrarse al volante y dejar que este deporte se perdiera por completo. Finalmente, el experimentado conductor supo combinar y amar ambos papeles.

Su gusto por las carreras comenzó cuando niño, pero no fue hasta que cumplió los 20 años de edad que consiguió patrocinios y coches para correr. Sin embargo, al ver la preocupante situación que vivía el deporte por no tener un director, hizo a un lado sus sueños de ser piloto para enfocarse solo a la organización. "Antes de caminar yo ya hacía ruidos de coches. A los 11 años comencé a salir con mi hermano, él y yo solos, a ver carreras de coches en Puebla, Toluca y donde se pudiera. Y gracias a eso conocí a muchos pilotos", dijo Michel Jourdain.

"Me tocó la época donde el automovilismo estaba en su mejor momento, pero donde los organizadores no cumplían y de pronto el deporte fue decayendo por falta de un director que estuviera presente de forma permanente", comentó. "El chamaco de las manos de oro", apodo que la prensa especializada le dio, se convirtió en el piloto muleto, pues al faltar corredores los equipos pedían que fuera él quien manejara el coche y, de esta manera, organizaba mientras seguía corriendo.

Durante ocho años corrió toda clase de categorías, no solo en México, sino en las pistas más importantes de los Estados Unidos y Sudamérica, pues a los 28 años tomó el cargo de promotor de la Super Copa. "Cada dos años teníamos un director nuevo, y al ver eso yo mismo comencé a organizar eventos para poder correr, aún cuando yo no quería estar al frente. Pero las personas no estaban de acuerdo que yo fuera juez y parte, así que tomé la decisión de enfocarme solo en la organización", agregó.

"Creo que he podido diferenciar el ser piloto y ser organizador. Un promotor debe de ver la película completa. Si no te preocupas por el público, pilotos, mecánicos, patrocinadores, medios de comunicación y por cada detalle hasta del autódromo, la cadena no funciona", enfatizó. "Lo mejor que me ha pasado durante estos 45 años de promotor es haber hecho muchos autódromos que todavía siguen en funcionamiento", finalizó Michel Jourdain.

La caída de un gran deporte

De acuerdo a Jourdain, hace más de 40 años se realizaban más de 100 carreras en las alles de todas las ciudades del país, pero en poco tiempo el gobierno comenzó a prohibirlas debido a los graves accidentes que sufrían los aficionados, quienes tomaban el papel de barrera de contención. Fue entonces cuando el automovilismo pasó de ser uno de los deportes más importantes a uno muy pequeño; pero con la llegada de Jourdain más autódromos comenzaron a construirse.

"Cuando yo empecé a correr había carreras en todo México. Porque todas las ciudades tenían su auto club y hacían un evento durante la feria de su ciudad, y de esta forma también tenían todas las facilidades del gobierno. Pero debido a diversos accidentes estos eventos fueron decayendo. Pero cuando empecé a organizar había autódromos en Monterrey, Ciudad de México, Aguascalientes y dos pequeños (que estaban cerrados), uno en Guadalajara y otro en León", dijo.

"Me duele que tanta gente hemos hecho todo lo posible para tener un automovilismo grande y no hemos alcanzado la meta. Creo que esa es la desilusión más grande que me ha marcado en los 45 años como promotor. Porque el automovilismo es un deporte pequeño en relación al país que somos. Ahorita estamos en una época que pinta para crecer por muchos años", expresó.

Explicó que cuando empezó los pilotos eran muy diferentes a los actuales, pues en esta época hay pilotos más dedicados y profesionales, jóvenes preocupados por la alimentación y el ejercicio. En antaño los pilotos eran más apasionados, pues ellos mismos se encargaban de llevar su coche de carreras al lugar de la competencia, ya sea manejando o jalándolo en un remolque. Asimismo, dijo que en la actualidad hay alrededor de 30 pilotos muy buenos, cuando anteriormente solo habían seis. Michel ha logrado abrir 19 autódromos ubicados en Saltillo, Hermosillo, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí y muchos estados y ciudades más, mismos que aún siguen en funcionamiento.

Fotos: Erwin Ortega

Comentarios imagen
OpenA